Decir lo no dicho.

Decir el viento encerrojado.
El silencio.

Un poema.


Decir lo que aún no se ha pensado.

Lo que no existe.
Tu nombre.

Comentarios

sonoio ha dicho que…
leer este poema al empezar mi mañana está muy bien!

gracias
a p n e i c a ha dicho que…
eso quisiera yo, decir lo que aún no he pensado... pero sin palabras, con acciones.



me gustó.
marisa ha dicho que…
me gusta muchííísimo, Esther.La disposición tipográfica, el tono, la evocación que despiertan esos huecos vacíos.Bravo, guapa
Andrés Alterio ha dicho que…
Dices mucho con pocas palabras. Enorme sencillez. También en esos silencios que dejas.

Un saludo.
PÁJARO DE CHINA ha dicho que…
Esther, redujiste exquisitamente los tratados filosóficos sobre el nombre y la cosa y el acto de "nombrar" para crear, para insuflar vida (el gesto adánico de nombrar las cosas por primera vez ...). Tu pulso para asir lo inmenso en cuatro líneas ....
Granito ha dicho que…
No se puede decir más en menos, y de forma tan bella.
Stalker ha dicho que…
Y el nombre empieza a existir en la arquitectura invisible del poema, germina en el ritmo, en la disposición tipográfica, en el pathos. Pero el nombre es estremecimiento y conviene no decirlo, o decirlo apenas en sombra, callarlo aún hasta haber tallado el vértigo adecuado, el cauce que lo acoja y nos anegue con ese recatado pero irresistible ímpetu torrencial. Tus palabras ahí: huellas de una secreta combustión, aún sin forma.

abrazos
luna ha dicho que…
y no decir
Portinari ha dicho que…
No hay término medio. Pero quizás el espejo invierta nuestras acciones.

Me ha gustado mucho :)

Entradas populares