sábado, junio 09, 2012

Crónica de primavera. Vértigo. Un gato y un adiós.