jueves, septiembre 10, 2009

Cuántas veces.
Cuántas voces.
Cuántos vacíos.


Oh, cuántos vacíos...