domingo, noviembre 01, 2009

En Arroz negro...



Espero poder tenerla entre mis manos. Mientras tanto, silbo.