Flores de vida, de muerte, de espera.

Y entonces, Praga,
en mis manos,
adiós
con el frío en los dientes
y el miedo en el pelo.
El lenguaje de Tzara
reconcomiéndome por dentro.

De nuevo, el retrete
cuajado
de rabiosas amapolas.
La espera se hace
silente poema.

Comentarios

sonoio ha dicho que…
praga en tús manos
una hermosa ,imágen!!

besos y felicidades
O. ha dicho que…
Pudo suceder así: opalazon.blogspot.com

Feliz Año Nuevo
PÁJARO DE CHINA ha dicho que…
preciosa Esther de los ojos como navajas ...
Esther Rodríguez Cabrales ha dicho que…
ojos escarabajados

Felices fiestas mis queridos pajaritos.
Miguel Ángel Maya ha dicho que…
...¿o serías Praga?...
Lola Torres Bañuls ha dicho que…
Me gusta este poema. La primera estrofa sobre todo me gusta mucho, me parece lograda, muy lograda, redonda. Esta genial.

Es la primera vez que visito este blog, esta muy bien.

Me lo voy a enlazar con el mío, sobre todo para no perderle de vista. Lo que no haré muchas visitas (falta de tiempo).

Un saludo.
fer ha dicho que…
Aun en Praga (que huele a frío, a teatro negro y a svarowski) siguen cayendo rizadas sobre los costados.


silente...silente.

Entradas populares