Emil Cioran

Te falta ahínco para torcer el hilo de pensamiento, para ensartar en él las cuentas del collar de la frágil esperanza. Detrás, hiede la carroña de la vida. Y el que lee en tus pasos, descubre en ellos un asesino.

Emil Cioran

www.estherdeberenice.jimdo.com

Comentarios

Entradas populares