miércoles, marzo 28, 2012

[...]

Nieve no hollada
salvo por la latencia
de uno o dos gorriones.

No hay comentarios: