Rendición
























descubro en mí
a aquellas tan otras
que son yo

la tragedia de la palabra
herida
y su perspectiva de la nada
urdiendo amapolas
con sus coágulos negros –acaso mirlos-
y el cielo rojo
desde un tren cualquiera
-añorando la ciudad abandonada y regresada-

me rindo
a mi entrecortado lenguaje
que en su tartamudez oculta
el miedo
a no ser
a no poder ser

Comentarios

Portinari ha dicho que…
Y mientras la mariposa vuela y continúa transformándose.

La belleza.
Esther ha dicho que…
Parece tan fácil la belleza...
Curiyú ha dicho que…
También me pasa que me da miedo no poder decir lo que quiero decir. Que la palabra sea mariposa sin límites...
Esperanza ha dicho que…
Aquellas tan otras que son yo... me ha encantado ;)