Yo siempre quise tener un poema que se titulara Arte poética.




Arte poética.

Y pregunto por el otro,
ese que me exige
en el espejo de la palabra.
Ventana del mundo
que pernocta en mi escritorio
como una prótesis de vidrio y sus voces,
una montaña de decisiones
que me resumen en un pequeño milagro
y retiran el velo
que me cubre la cara para mostrarme
como una revelación contenida
-mi yo misma-
cuando pienso en verso
o digo tu nombre.

Comentarios

Esther Rodríguez Cabrales ha dicho que…
No vale una castaña. Ojalá arda.
sonoio ha dicho que…
por qué este comentario?
le diste ekl nombre que tanto querías a algo que te definió y tiene frases muy buenas

te dejo más que un beso
Miguel Ángel Maya ha dicho que…
...Vale, querida...
...Y no sólo porque estemos en tiempos de castañas, y las castañas asadas nos calienten las manos y el alma y...
...Vale castañas a puñados...
...kisses...

Entradas populares