martes, agosto 19, 2008

Palabras

Apenas el contoneo de una sombra

que se riza entre tinieblas

que se ondula

cuando la música reza

y encrespa

si la ofensiva enhebra.

Apenas el silencio roto

que no dice

pues no hay principio ni final,

no hay alquimia

ni quinta esencia

en este buque a la deriva

que abriga razones anochecidas.

¡Qué cansancio de argumentos!

Una vez,

hace tiempo

cuando éramos ancianos

inventamos imperios de papel,

de palabras que se sostienen sobre el aire

en una espiral sin tregua

sin lengua

sin voz.

Apenas sin decir,

girando en un delirio de nebulosa

como el perro que se muerde la cola

un mar de dudas

de incertidumbres

de quimeras brumosas

discutir sin sentidos.

Una vez

hace tiempo

es decir hoy.