lunes, mayo 19, 2008

Bajo una lluvia de fuegos artificiales

y el desamparo de un cielo caprichoso

voy despojándome de las costras

que han nacido del olvido.