miércoles, abril 30, 2008

Al final del callejón, el diabólico monstruo tembló ante la presencia del hombre.