miércoles, abril 09, 2008

EN EL PARQUE

Bajo un prístino cielo azul

ululan los envoltorios muertos

fantasmas, vacíos

agonizan los pokemons olvidados,

y ante la asolación de la ausencia

los columpios, solos,

un mirlo, aún canta.