viernes, abril 04, 2008

LA ÚLTIMA CONVERSACIÓN

Fedra dime ¿qué ha pasado?

Seguimos siendo los mismos, pero algo ha cambiado.

Echaré en falta nuestros lazos,

la búsqueda de un roce.

Tus labios.

El erotismo de tu voz,

tus colmillos en mi piel.

Ya te añoro

y aún no te has marchado.

Y es que hay algo en tus ladridos,

un no se qué

que me eriza el sentido.

Recuerdo cuando te conocí,

nuestras conversaciones ¿dónde han quedado?

No habrá más domingos frente al televisor

no más paseos al sol.

Sé que no te volveré a ver,

mi Fedra,

mi dulce perra.