lunes, marzo 31, 2008

600

Fragmentaria. En la forma. En el fondo. Como la alternancia de un filamento luminoso que alumbra un sótano oscuro. Soy. No soy. Soy. No soy. Alguien debió escribirme incompleta. Alguien olvidó otorgarme un hilo conductor. Inventada a pedazos, procuro recomponerme a la luz de las velas. Unas veces sola. Otras, me concedo compañía. La mía propia. Soy fragmentos de un cuento exento de contundencia. Aún así, languideciendo, han nacido los seiscientos versos como seiscientos ojos. Los que necesito para ver entre tanta penumbra.


jueves, marzo 27, 2008

Comunicaciones de una dinosauria.

No parece extraño pensar que, entre tanta literatura de leche, cacao, avellanas y azúcar y tanto martesiano, uno no pueda aspirar a ser mas que la sombra de la sombra de lo arcaico. Si ya es arduo el camino para encontrar una forma narrativa personal de cierta calidad, hoy se complica aún más si lo que queremos es identificarnos con el género literario que vivimos en la actualidad, en el que adquiere una importancia máxima las formas plásticas, la publicidad, el cine y el World Wide Web. Los hipertextos, que aún no sé qué carajo son en literatura, son lo más de lo más. Parece ser que ya no vale con escribir bien, a nadie le interesa leer lo que ya fue escrito en el pasado dicho de otro modo, sino escribir desde el talante de comprender el mundo con nuestros ojos, que por lo que se ve no son los mismos ojos que los de generaciones anteriores, pues es evidente que ellos no disponían ni de Coca colas, ni de Anime y mucho menos de Sin tetas no hay paraíso (que por cierto, jamás he visto y no creo que pueda hacerlo).

miércoles, marzo 26, 2008

MARZO

¿Por qué no me hablas?
Dime algo, querido Marzo,
me asusta tu silencio de gasa.

Ese mutismo en tus hojas
en tu frío, en tu verde
me aterra tu presencia de nada.

Pensé que me pensabas
lo vi en tus días.
Creí que me lo dirías.
Pero siento que te callas.

Una suerte de lluvia
trasnocha en mi cama.
Eres tú,
que me traspasas
como un filo de luz
vienes y te marchas.

Te recuerdo de niño,
una flor de almendro
asomada a mis ojos.

Te me vas
sin apenas decir nada.
¿por qué no me hablas?
Mi Marzo.
Mi nada.

¿Y si resucita?

No he podido dejar de pensarlo. Puede que, a estas alturas, resulte absurdo, pero creo que, pese a que todo tiene un principio y un final, mi blog, éste blog no debe morir, no ahora. Mi blog es mi ego. Si muere él, muero yo aunque solo sea por no verme en el espejo, tan así es mi vanidad... Sí que es cierto que, a lo largo del tiempo, ha ido sufriendo cambios. La participación en este blog hace unos años era mucho mayor que la de hace unos meses. Cada vez que recuerdo la de cosas bonitas que surgieron de él, amigos, risas, proyectos y lecturas, muchas lecturas. Uno no puede evitar preguntarse por la razón o las razones por las que la gente deja de comentarte. ¿La diferencia entre el antes y el ahora? básicamente, que antes hablaba de mi. Tal vez sea que hay cosas que no se pueden comentar.

El caso es que, (y ahora hablo de mí que hace tanto tiempo que no hago) eso siempre me ha desanimado, aunque he procurado disimularlo, no sé muy bien porqué, hasta el punto de ir modificando la estructura del blog en función de la participación. Pero eso es un error y Domi me ha ayudado a comprenderlo. Así que no pienso dejarlo morir. Al menos no hoy.

lunes, marzo 24, 2008

Y no hay más, excepto lo que queda en mí.

jueves, marzo 13, 2008

MEMORIA

Desde que te fuiste

todas las mañanas son diciembre.

Hay hielo en los espejos

que me devuelven tu imagen,

la pesadumbre de una despedida en ruinas,

el reflejo de un hasta luego roto.

Todos los días son día tres.

El día de los adioses,

de los silencios, de los perdones.

Hace frío en las paredes de esta casa

y siento miedo cuando el olvido

busca tierra donde hundir sus brazos.

Por el pasillo huelo al serrín

de la madera de tus manos

orillado en mi pequeño sueño.

Aún soy una niña. Una niña de cerezo.

que corre por los pasillos del pasado.

Le calzo a mi rostro

una máscara blanca,

vacía de mirada

llena de trémulo silencio

y salgo a la calle virándote.

Hace viento en mi alma

y huele a crisantemos y claveles.

Me llega un silbido de tu voz callada,

que suena a memoria

que sabe a calma

y un escalofrío acaricia mi cara.

Nadie me dice nada.

Echo de menos

los congresos de pasiones

que nos reunían alrededor de ti,

de tu amor de roca,

de tus dedos de hierro

en el salón de las risas, política, sexo

un chato y por las noches, un beso.

Desde que te fuiste

todas las mañanas son diciembre.

Todos los días, son día tres.

jueves, marzo 06, 2008

Presentación de El nido del cuco.

El nido del cuco es un proyecto de la Fundación Centro de Poesía José Hierro y el Ayuntamiento de Getafe. Es un lugar de reunión, de intercambio de expresiones, de apoyo y de aprendizaje para todo aquel que vive de algún modo la literatura. Pero es más que eso, no se trata tan sólo de un proyecto literario, sino de fomento a la cultura.

En ese centro y tras esta página hay personas con mucha ilusión, unas gestionando, enseñando, otras aprendiendo, que disfrutan al compartir una vida literaria.

El día 13 de marzo de 2008 se celebrará la presentación oficial de El nido del Cuco en el Centro de Poesía José Hierro. Para ello se ha promovido un evento en el que los alumnos del taller de relato dirigido por Miguel Angel Martín, leeremos para todo el que quiera escuchar, nuestros relatos. Todos estarán inspirados en un hotel. El hotel El nido del cuco. Allí conoceremos a sus clientes, a sus trabajadores y a quien se deje caer por entre las letras. Os invitamos a ser vouyers abriendo la puerta de cada habitación y observar lo que ocurre dentro. Eso sí, con mucho cuidado.
La hora está aún por determinar, aunque será en torno a las 20.00 horas y la dirección c/ José Hierro nº 7, de Getafe (Madrid).
Creo que ese día lloverá, casi seguro.