miércoles, noviembre 28, 2007

Desengaño

P rometió para sí mismo no volver a verla jamás,

después, se arrancó los ojos.