martes, julio 31, 2007

Puta

Cuántos testigos inertes trae la noche,

de piedras, de alambre,

de plástico inflamable.

Cuánta soledad marchita

vislumbra tu agonía

a través del vano de mi vida.

Abrazado al recuerdo

de tus medias de seda

rotas, gozas

de una suerte de deseo

que amenaza con traerte a mi boca.

Y prendo en mi tristeza

un broche,

con una imagen que encierra

tu inequívoca sombra de perra,

con labios de arena

que con tu ausencia

mi memoria llenas

de cristales rotos

de odio y de flemas.

Eres una mujer,

una enferma

una puta y además, vieja.

¡Pero qué haría sin ti,

sin tu ausencia, mejor sería morir!


(El cuadro se titula "Chelsea Hotel".
Antonio Berni. 1977)