miércoles, julio 25, 2007

Sopa de letras

 

Los poemas no son para el verano.

 

Los poemas, son como las sopas,

 

que apetecen, pero ahogan.

 

Te acaloran, para después, nada.

 

Te los comes y te chorrea la nostalgia.

 

Te calientan, para después,
 
nada.

 

En un jardín olvidado Luis desgrana palabras.

 

Letra

 

tras

 

letra

 

Luis

 

las

 

s  e  p  a  r  a.

 

Y yo sentada le espero, desnuda, a que me sirva la sopa
 
que de caliente, amarga.
 
(El cuadro de de Mónica de Silva)
 
Post scriptum. No se me dan bien los poemas. A él no le debió gustar. No me importa. A mí sí que me gusta. Mis poemas son como los hijos feos, que se les quiere, si cabe, aún más.