jueves, abril 12, 2007

Ser aguacero

A penas me doy cuenta de lo complicado que resulta ser lluvia,
ser agua,
ser lágrima,
para poder filtrarme entre las grietas de la vida.
De la mía.
De la tuya.
Y discurrir por el pedregoso camino que lleva hasta la piedra.
A la nuestra.
De colarme entre los dedos del viento.
De tocar las cuerdas al sol.
Cómo deseo ser aguacero.
Y ser sol.
Y ser viento.
Para llegar hasta donde estás y abrirme por dentro.
Ser lágrima y gritar.
Un te quiero que sabe a profunda soledad.


(Domi, mi amor.)