lunes, abril 09, 2007


La noche polar
me impidió ver
la geometría de tu cuerpo,
el ángulo de tus pechos.

Anquilosada en el pasado
te inventé en mil deseos,
con ojos romboidales
y labios asimétricos.

Una nariz que tangencial
acusaba mis secretos.

Uñas,
pelo
y dientes.

Miscelánea de humores
que durante años
nos hicieron diferentes.