lunes, abril 02, 2007

Nana para supervivientes

Silencio...
que nadie hable
que me despiertan al niño.

Sólo quiero oír
el rumor de las pestañas.
Así que, silencio,
que me despiertan al crío.

¿No ven que necesita oírse?
¿sentirse?
¿creerse?
Denle silencio,
que necesita entenderse.

¿Ven?
¡Qué bonito cuando duerme!
¡Qué suave cuando piensa!
así que, que nadie me le despierte,
que será su recompensa.

Algún día,
este niño, se soñará poeta.
Así que ¡silencio!
que el niño duerme,
que me le despiertan.