lunes, agosto 28, 2006

UN GLOBO, DOS GLOBOS, TRES GLO-O-BOS...

Presentación formal.

Les presento.

Éste es un globo sin montar.

Una cesta de mimbre a la antigua usanza...

Un ventilador (?)

Y un saco gigante.

¿A que no dice nada?

pues, esperense unos segundos y verán cómo cambia...


La preparación

Y ahí tenemos a Domi que intentaba llenar el globo a pleno pulmón, hasta que nos dijeron que ése era el cometido del ventilador.

Eso sí, el ventilador debe ser inmenso.

Tan inmenso como el globo.

(que era, eso sí, algo hortera).


La ascensión

Les presento ahora el fuego eterno.

Con él se produce la ascensión.

Una ascensión lenta y pausada.

Algo demoníaca.



La prueba irrefutable.

En definitiva éso es lo que vimos durante todo el trayecto.

Éso y el Guadarrama.

Que está lleno de basura.

Infraviviendas con perros que parecían ratas vistas desde arriba.

La conclusión que sacamos fue que en El Álamo, todos tienen piscina. ¡Todos!




El que cumplía años

Espero que no te molestara levantarte a las seis y media de la mañana.

Espero que no te molestara tener que soportar vértigo.

Espero que no te molestara que el paisaje fuera tan poco encantador.

Ay, y te pido disculpas por haber puesto mi pie en tu boca cuando aterrizamos.

Bueno, ¡Feliz cumpleaños, Domi!