jueves, junio 22, 2006

YO SOY TODAS


Infancia
Originally uploaded by esther_rcab.

Me llamo Esther.

Pero eso no es suficiente.

Claro, para nadie es suficiente.

Si tuviera que definirme a mi misma, necesitaría recurrir a la separación de todas las personas que son Esther, ya que de otro modo, no sería yo. Esther no es Esther, sino que son varias Esther. Está compuesta por capas que comparten un núcleo. Podríamos decir, para que fuera visual, que se trata de círculos concéntricos (o de una cebolla, pero eso no es ni poético ni nada). Cuanto más externos sean esos círculos, más visual es Esther en detrimento de su esencia. Y me explico.

Deberíamos hablar de la Esther más infantil. Zalamera, risueña, siempre con una sonrisa blanca. Aún es esa niña que fue. Pizpireta, radiante, coqueta y vivaracha. Espontánea y tímida a la vez.

Pero esa no soy yo. Esther tiene otra capa más interna. Es la Esther de las ensoñaciones. Siempre en una nube. Esther sueña, dormida y despierta. Y eso mantiene su espíritu vivo.

Si tuviéramos que profundizar aún más, encontraríamos la Esther de las interrogaciones. ¿Porqué, porqué, porqué y porqué? Es una Esther que no comprende, que no entiende, que no transige. Es una Esther que sufre por las sinrazones, aunque ella en sí misma es una sinrazón.

Más dentro, está la Esther de las responsabilidades. La más madura. Esther se debe a todo y a todos. Pero ¿y ella? Eso mejor que lo resuelva ella. Yo me limito a describirla.

Y, llegamos al núcleo. Allí está ella. Nada que ver con su apariencia. Es la Esther más metafísica. La Esther abstracta. La miscelánea. La eclíptica. La que no se entiende ni ella misma. La que se pierde en sus pensamientos. Algo anónima.

Mario: ¿qué es esto?
Esther: Son amarracos
Mario: Sí... ¿y de dónde los has sacado?
Esther: Son para jugar al mus. Cuando seas mayor te enseño.
Mario: Hala ¿síiiiiiiiiii? ¿y cuándo soy mayor mamá?
Esther: Cuando tengas bigote, hijo.

Y esto lo añado, porque es un post en tiempo real. Y es lo que sucede en mi realidad. Y como Esther es así, lo añade, porque sino, no sería Esther, ¿no? ¿o sí? No sé, ¿qué debería decir?, pues sencillamente no diré nada, me piro de vacaciones.

Hasta la vuelta.