martes, enero 24, 2006

DESESPERANZA

Busco respuestas, nadando a contracorriente, en un mar de dudas, y pregunto a voces que desgarran mi pecho, si es cierto que existes.

Necesito una señal que acabe con mi desesperanza...

Deambulo entre mi desconsuelo....

Las lágrimas no son suficientes para doblegarte ¿verdad?. ¿Y el sufrimiento, tampoco es suficiente? Me golpeas, me maltratas y, después te ríes, ¿a caso no tienes piedad? ¿porqué me haces sufrir?

¿Existes?

Ya no tengo fuerzas para seguir creyendo en ti, como cuando era niña.

No, ya no.