miércoles, enero 11, 2006

AFRODITA: LA DIOSA DEL DESEO SEXUAL


Eros y Psique
Originally uploaded by
esther_rcab.




A mí, personalmente, la mitología clásica me fascina, aunque me cueste a veces comprender ese batí burrillo de personajes enlazados que resultan tan complejos. La historia de Afrodita me sorprendió, porque es un personaje al que había imaginado adorable y bello. Pues, nada más lejos de la realidad. Afrodita era vanidosa y cruel en extremo.

Se trata de la diosa del deseo sexual. Nació de la espuma del mar y personifica el amor apremiante y desenfrenado, que trasciende a la razón. Es la diosa del encaprichamiento y de la obsesión sexual. Hasta ahí, todo bien. Pero además, era capaz de sacrificarlo todo por conseguir al ser amado. Partiendo de esta historia, yo creo que se han debido de crear muchas otras, porque, no sé a vosotros, pero a mí me recuerda a la madrastra de Blancanieves. Y sino, veréis, os contaré un cuento....

Hace muchísimo tiempo, hubo alguien que osó comparar la belleza de Afrodita a la de una mortal, Psique. En realidad, no fue ella quien lo hizo, sino sus padres. La diosa enfureció al ver que, como consecuencia, su santuario estaba vacío mientras que el palacio de esa mujer era un trasiego de personas esperando ver aquella beldad. Como castigo, Afrodita hizo lo posible para que Psique no consiguiera jamás ningún amor.

Pasa el tiempo y, los padres de Psique, preocupados al ver que su hija pequeña no llegaba a encontrar a nadie, se decidieron a acudir al oráculo y consultarle. El oráculo vaticinó que su hija quedaría embarazada de un mounstro. Psique se quedó a dormir allí y en su lecho se colaba un ser extraño que dormía a su lado y del que, poco a poco, se fue enamorando. No sabía ni quién era, ni qué aspecto tenía, pero eso no importaba, lo realmente importante era que era capaz de amar y de ser amada.

Las hermanas de Psique, ante la envidia de ver entre la opulencia en la que vivía ella, fueron a buscarla para sacarla de allí. La dijeron que con quien dormía era un mounstro que estaba esperando encontrar el momento de comérsela a ella y al bebé. Que lo mejor que podía hacer para salvarse era matarle. Psique, aterrorizada buscó un cuchillo y una vela y esperó a que llegara la noche.

A la noche, Psique se prepara para dar muerte a su amado. Enciende la vela y.... descubre que quien duerme a su lado no es otro sino Eros, el hijo de Afrodita. Eros, intenta huir, pero ante la huida, una de sus flechas hiere a Psique que cae enamorada de él de por vida.

Cuando Afrodita se entera de lo sucedido entra en cólera y decide castigar a esa estúpida mortal que no le da más que problemas.

La azota como castigo, pero no contenta con eso, se inventa una serie de castigos crueles con la intención de eliminarla sin piedad.

Primer castigo: la hace separar miles de diferentes semillas, para que estuvieran listas antes de anochecer. Pisque sabe que no será capaz. Se derrumba, pero las hormigas, muy diligentes, la ayudan rápidamente. Y claro, lo consiguen.

Segundo castigo: Psique debe traer lana brillante, imposible. Consigue saber dónde conseguir la lana pero no cómo. El viento le da la clave: tiene que ir de noche, porque de lo contrario esas ovejas la matarían.

Tercer castigo: Traer agua de las cataratas custodiadas por dragones. Bueno, aquí quien ayuda es un águila, que va él mismo a por el agua, con una jarra en el pico.

Cuarto castigo: el definitivo. Bajar al submundo y traer la caja de la belleza que está en poder de Hades. Psique sabe que es algo inalcanzable para una mortal. Asomada al pozo, escucha los pasos que debe seguir: "Llévate dos monedas y dos pastelillos al viaje, y no hagas caso de nada, ni de nadie, bajo ningún concepto, por horrible que sea, y de ese modo volverás con vida". "La primera moneda, dásela al barquero que te ayudará a cruzar el río. El primer pastel se lo das al perro de tres cabezas para que no te devore. Y para volver, haces lo mismo con la segunda moneda y el segundo pastelillo".

Así lo hizo, y cuando estaba ya en la barca de regreso a la tierra, un poderoso deseo de abrir la caja se apodera de ella, algo de belleza para ella misma no iba a hacerle ningún daño... así que, abrió la caja y... respiró un aire mortal que la cruel Afrodita había encerrado como trampa.

Psique cayó por fin muerta.

Tranquilos.

Eros viene.... se acerca... la besa... aspira el aire que hay en el interior de su cuerpo y.... Psique despierta de su muerte.

Ahora, Psique vive y es diosa.

Espero haberlo contado por lo menos regular.