martes, octubre 31, 2006

lunes, octubre 30, 2006

NO PODEMOS SER TAN MALOS...


A las diez y media de la noche el auditorio aún no se había llenado, y la sensación que producía verlo tan vacío era fría. Faltaba el calor del público. La ausencia de coro descubría una tarima estropeada. Quizás sea pronto, pensé. Pero no lo era. De hecho, los músicos comenzaron a ocupar sus puestos sin orden aparente. Daban la impresión de no haberse arreglado para la ocasión, como si se tratara de una orquesta de bajo rango que se hubiera puesto la única prenda negra que tenía en el armario. Tanto es así, que él y yo nos miramos a los ojos y nos sonreímos con la complicidad que nos brindan los años. D. Piotr Vandilovsky aparecía ante nosotros por mi lado derecho. Su rostro parecía bondadoso. Sus ojos, tras las lentes, sonreían. El público comenzó a aplaudir. Un aplauso prudente. Cuando el silencio dominó el auditorio, la orquesta comenzó a tocar dulcemente el Aria de la Suite nº 3, BWV 1068 de Johann S. Bach, después fue el turno para el Canon en Re mayor de Johann Pachelbel, pieza por la que realmente fui y que me emocionó hasta el punto de escocerme los ojos, siguieron con Música Acuática, de Georg F. Händel, que nos transportó al Támesis, y con la que pude imaginar a Jorge I paseando orgulloso y, para terminar, Las cuatro estaciones, de Antonio Vivaldi. Aplaudimos hasta que nos picaron las palmas de las manos, todos satisfechos, ellos y nosotros. Perdonen mi torpeza y mi ignorancia, porque soy nula en este campo, pero pienso yo, que si el hombre es capaz de crear algo así de bello, de vivirlo, de interpretarlo y de sentirlo, entonces no seremos tan malos ¿no?

viernes, octubre 27, 2006

EN FIN...


Visto así... me da hasta miedo. Sin embargo, algo me dice que sólo es apariencia. Me recuerda al chico que reparte el periódico a la salida de la estación. No puede ser que sea tan distinto a como lo había imaginado. Debe tratarse de otra persona....
¿Tendremos todos un doble, aunque se trate tan sólo de un cómic?
En fin...

miércoles, octubre 25, 2006

ONE TICKET TO THE MOON, PLEASE...

Cuántos pasos y qué grandes, cuando te sientes tan pequeña. Qué duro el caminar cuando el equipaje no es liviano. Y es que los sentimientos pesan.
Claro. Es que los sentimientos pesan.
Unos buscan el norte. Otros buscan el sur. ¿Hacia dónde debo ir yo? Casi me quedo donde estoy que no puedo con la maleta. Además, no me gusta atravesar desiertos. ¿Ah, no? Pues no. A pesar de lo que dijo Paracelso.
Me pregunto porqué pesará más la tristeza que la felicidad. Creo que es porque la tristeza ejerce un peso hacia el suelo que tiende a hundir a la persona, mientras que la felicidad eleva y te hace ligero. Algo así como la fuerza centrífuga y centrípeta de uno mismo en función de la tierra. Y eso, es así, estés donde estés. No. ¿Ah no? No. En la luna, no. Entonces... ¿en la luna seríamos todos felices?


p.s. Soy feliz.

martes, octubre 24, 2006

CONFUSIÓN

Manara
Estuvo largo tiempo frente al espejo. Sentada sobre una pequeña banqueta. Ataviada en su corsé de terciopelo negro, suave e intenso, cepillándose los bucles que caían sobre sus hombros desnudos, sin pensar en nada. Ensimismada. Sintiendo el latir. Escuchando las notas que parecían flotar en el aire. El sonido del contrabajo le parecía increíblemente hermoso. Tanto que deseó ser uno de ellos. De ébano. De madera noble. ¡Qué dulce que me tocara!
Contrabajo: "Prefiero a las mujeres que no exigen nada, que dan, reciben y se van"

lunes, octubre 23, 2006

EXCELSITUD

Aguardo bajo el techado
A que la tormenta escampe.
Mi sombra,
Confundida con el asfalto,
Permanece exangüe.
Respiro,
pienso
y espero
y mi latir se hace denso.
Como el agua
Como la nada.
Quizás oiga la llamada
de la infinita monotonía,
de la anhelada cercanía
que cadenciosa,
(revoloteo de mariposa),
acuda a mí, enamorada.
Dulce espera que se hace eterna...


Ya apacigua la tormenta

viernes, octubre 20, 2006

Rain is falling on my car

Hoy llovía. Como últimamente viene siendo habitual. A las siete de la mañana, la carretera estaba vacía. Un momento idóneo para surcar el asfalto. Busco los charcos con una ilusión casi pueril. Zigzagueando me acerco y me alejo. Me gusta imaginar que me embarco en un gran velero. Es fantástico, porque con poca velocidad es posible formar grandes olas. Olas gigantes. Eso, con una gran banda sonora de fondo, puede ser más que grato. Te sientes algo dueña del mundo. ¡Os mojaré a todos a mi paso! ¿Ah, si? Pues si. Apartas la idea de dibujar arco iris usando nenúfares rosas, para hacer realidad un sueño. Surcar los mares urbanos. ¿Es posible pasar al lado de los sueños? ¿vivir un sueño? Eso no lo sé. ¿Ah, no? Pues no. Pero esta mañana, me parecía vivir un sueño. Surcar la carretera. Ojalá no hubiera terminado nunca. Lástima el tiempo que pasa y no para. Ojalá pudiéramos detenerlo.

miércoles, octubre 18, 2006

MAÑANA

Es posible que pensemos que convivir con un blog sea cosa de niños. Tal vez lo sea. Y yo sea una niña. Y vosotros, niños. Pienso en cómo será mi vida dentro de un tiempo y el blog no está en ella. Claro. Por eso me imagino pensando en esa gente que lleva ya tanto tiempo leyéndome (o no) ¿a mi? Me imagino pensando en Pow mi incondicional más querido, preguntándome si llegó a encontrar por fin alguna respuesta válida a todas esas cuestiones que le inquietaban tanto. Y me imagino pensando en Oracle, tan cercano a mi a pesar de la irrealidad de todo este mundo. Me preguntaré qué habrá sido de Nepo y de su gato y, recordaré con agrado a mi niña, sus historias, sus canciones y sus rápidas charlas que comenzaban con un "jo, jo, jo...". Recordaré al extraño Mycroft y ese aura que le rodea. Se me encogerá el corazón cuando le recuerde, sé que las mariposas ya no vendrán. Y cuantos amigos más... Manuel, a mi
pequeño,... y a un loco, loco de atar


Pero para qué ponerse tristes... de momento, me quedo con el presente, que es lo único cierto en esta gran mentira que es la vida. Buenos días a todos y gracias por estar aquí conmigo.

LA BOHEME

Mientras ascendía por las escaleras mecánicas de aquel profundo subterráneo, llegó hasta sus oídos las notas de un acordeón interpretando La Boheme. Reparó en ello y aguzó el oído. El corazón se le aceleró y sus ojos se llenaron de lágrimas cuando recordó París.

París...

Siguió ascendiendo hasta la existencia, dejando a su paso los recuerdos. Pensando que la vida que vivía, no era la suya. Por un instante sintió que se trataba de una película que pasaba rápida, y esa música, su banda sonora.
Su banda sonora.
Buenos días tristeza...

martes, octubre 17, 2006

Quiero ser un Graffiti


http://graffiti.org

AGAIN

Un día más la lluvia me demuestra la inutilidad del remedio frente a la adversidad. Una vez más, la naturaleza me pone a prueba. Seré un juguete a manos de ese pequeño bárbaro sin escrúpulos que parece divertirse a mi costa. Una vez más la música me demuestra mi insignificancia. Una vez más la ensoñación se desvaneció.

lunes, octubre 16, 2006

DUDAS

¿Has tenido dudas alguna vez sobre si lo que estás haciendo es correcto o no?

sábado, octubre 14, 2006

POST SERIE-B

Jamás creí que tuviera que decirlo, pero...
¿alguno de ustedes sabe entender a una mujer?

viernes, octubre 13, 2006

YO

¿Es extraño, verdad?

Somos lo que somos, y sin embargo, no dejamos de sorprendernos. Intento ser crítica. Para ello, pienso que una crítica inteligente, también es un hecho creativo. Mis pasos van en ese sentido. No quiero moverme por meros intereses. No. Prefiero ser libre. Ajena a todo lo demás. Hablar, escuchar, opinar, también callar.

Y es difícil,

y es fácil,

y es... estraño, ¿verdad?

miércoles, octubre 11, 2006

martes, octubre 10, 2006

UNIVERSO

Tan solo motas de polvo vagando en la inmensidad del universo, entre estrellas, cometas y basura galáctica, indiferentes a ellas mismas, sin rumbo, al arbitrio del destino, únicamente buscando un cristal limpio donde descansar de tan pesado e inútil viaje a ninguna parte.

lunes, octubre 09, 2006

ESCALERA MECÁNICA

I

Ha esperado tanto,
que al final, ha muerto.
¿o quizás no ha nacido?


II

I wish I was dead,
don't live at the end...


III

Nudos que anudan,
nudos que atan,
mal unen,
nudos que matan.

IV

Un caza,
dos cazas,
tres cazas,
cuatro cazas,

un helicóptero,

cinco cazas,
...

viernes, octubre 06, 2006

ONIX

Tengo un medallón de piedras negras del cual suelo presumir. No me pregunten porqué, porque ni yo misma lo sé. Deben ser temas del subconsciente. Lo llevo enganchado en la tapa del bolso piojoso, junto a la llave inglesa. Esos dos objetos siempre han hecho gracia entre mis compañeros, y ha sido motivo de mofa. A mi me encanta explicar la verdadera causa de esa elección de complementos, originariamente casual, pero que a ido adquiriendo mayor significado con el tiempo. Una razón que a ellos se les escapa. Y se trata de la representación del poder frente al pueblo.
Ellos, cuando lo escuchan, ríen, y yo también lo hago, aunque por otros motivos.
El caso es que al medallón, rococó en extremo y negro como la noche, se le ha caído una de sus piedras, y queda sólo su ausencia engarzada. Se me congela la risa cuando pienso si mi representación tiene algo de infausta y trata de decirme algo más que yo desconozco... De todas formas, intentaré buscar la dichosa piedra, para no llevar el medallón tuerno, ¿o no lo hago?
Abajo el poder!!!... jo, lo siento, ha sido la emoción.

¿SUEÑAS?


Lac
Originally uploaded by esther_rcab.


(Post sin palabras.)

jueves, octubre 05, 2006

LOS SUEÑOS

Hoy el día no acompaña. Eso ya me lo he oído más veces. Y es que en la noche, ha llegado a mis oídos la vida ajena y me estremecía pensando lo irreal que a veces parece. El viento ha arrastrado hasta mis ojos la presencia de quien sólo es eco, sombra, sueño y se ha hecho presente de la forma más burda. Hoy la prisa no ayuda. ¿O si? Mis pensamientos acuden frenéticos y lúcidos. Creo haber decidido algo. Buscaré un jardín donde enterrar mis sueños. Haré un profundo agujero y los dejaré allí, donde sólo yo pueda encontrarlos, latiendo, viviendo. Puede que alguien lo intuya. Los desentierre. Los coja y los sostenga en sus manos como un corazón caliente y tierno. Quizás se lo quede. Quizás lo arroje con fuerza. Lejos. Quizás sea lo mejor.

miércoles, octubre 04, 2006

PERDÓN...

Hoy, los que manejan los hilos del mundo se traman algo oculto, lo noto... lo percibo porque hoy suena música clásica en el hilo musical del trabajo en lugar de los greatest hits a los que estamos acostumbrados, y eso sólo puede significar una cosa,... y hay que estar preparado... por cierto que hoy ando nerviosa. Hoy da comienzo mi curso de relatos y sé que llegaré tarde. Llegaré tarde al evento, porque aún no he aprendido a estar presente en dos lugares al mismo tiempo. Y llevo toda la noche soñando frases de disculpa para cuando irrumpa la clase, del tipo... “perdón ¿se puede?” o un “ay, lo siento, jijijijij” no, eso no.... quizás “permiso”, ¡dios! ¡¿porqué tengo que llegar tarde?! ¿porqué yo? ... he intentado combinar mi ropa de modo que sea lo menos llamativo posible, ¿una camiseta de rayas rojas y negras?, no es discreto que digamos, pero yo soy así, es lo más discreto que tengo... eso y mis pulseras de plástico negras que parecen estar rellenas de pica pica.... quizás no deba decir nada, sólo sonreír, eso se me da bien...

martes, octubre 03, 2006

BUENOS DÍAS

Hoy me he sentido extraña.
Hoy, a las ocho de la mañana, cuando aún los ojos son rayas, un hombre me ha dejado pasar antes de hacerlo él, con un gesto amable que su mano ha sabido hacer. Y he abandonado el tren por delante suya, con una de mis mejores sonrisas, pero con un sentimiento de rareza.
Y yo, que soy carácter pesadilloso, no hago más que preguntarme porqué. ¿Porqué me ha dejado pasar cuando lo normal es atropellar?
Eliminemos las posibilidades absurdas por obvias, como lo es la del embarazo.
Es posible que se fijara en la lectura que me traía entre manos, de un autor noruego. Quizás sintiese simpatía por compartir algo como es la patria y en un acto de filantropía me cediese el paso.
Quizás fue mera cortesía, pero ¿porqué me parece tan extraño que las personas aún se comporten de manera cortés? Es tan poco habitual... hoy a las ocho ya he sonreído.

lunes, octubre 02, 2006

DESTINO

La puerta sucumbe
y entran los cuerpos erráticos,
la miradas se buscan, y se evitan, y se encuentran,
y todo parece un sueño de locos,
una ilusión de lunáticos,
masa de literatura a granel,
de olor nauseabundo,
de rostros ajados,
de dientes,
ojos,
lenguas
y tendidos eléctricos,
de música que amansa a las fieras,
de mala educación,
de sueño,
de perdón.
El vagón rezuma de historias tristes,
de parejas rotas,
y de abrazos añorados,
de lágrimas negras,
y deseos suspirados.
El tren avanza, sin remisión
dispersando gotas de sudor,
de amargura,
y de corazón,
y la estela es de lodo,
y de vida,
y de olvido,
y de muerte,
y de adiós.