viernes, septiembre 29, 2006

ABSURDO, A VOLUNTAD

¿Hay alguna relación oculta entre ser viernes y estar enamorado?
Qué buen comienzo para algo inconcreto
algo sin forma, abstracto como es el amor
¿adquiere sentido un viernes?
¿qué tiene un viernes que no tenga un lunes?
Y de fondo a Dresler
¿o es Battiato?
Es viernes, de eso estoy segura
De eso, y de que me gustaría ser como la mujer invisible.
A voluntad, por supuesto.
También la Inspectora Gagdet
Y porqué no, Spiderwoman
fiiiiu
fiiiiiiiiu
fiiiiiu
¿Es cierto que Coco lee El Ruido y la furia?
La semana que viene lo sabremos.
No sé qué me pasa
A veces soy más absurda de lo normal
¿verdad?
a veces, me canso de echarle pan a los patos,
y sólo es una excusa para esperar
(te).

jueves, septiembre 28, 2006

EL CRUCE

Mientras caminaba, pensaba en todo lo que le diría cuando la viese. Sabía que por aquella zona era fácil mantener un encuentro fortuito. En su cabeza se amontonaban las palabras, las frases que necesitaba decir y repetía, una y otra vez, la futura conversación que los uniría de nuevo. Le diría cuánto la quiere, cuánto la echa de menos y cómo añora la recogida de caracoles en la bañera, le diría que la nocilla ya no sabe igual... le diría tantas cosas. Allí viene. ¡Qué guapa! ¡Oh, es él! Diosdiosdiosdios es él. ¿Y ahora qué le digo? ¡ay dios! Hola Ana. Hola, dice ella. Cuánto tiempo ¿no?, pregunta él. Sí, contesta ella. ¿Cómo estás, Ana? ¡Ah, muy bien! ¿y tú?. Bien, bien... si, muy bien, de hecho... estoy mejor que nunca, contesta él. ¡Vaya, me alegro!, bueno me marcho, tengo prisa, dice ella. Bien, vale... ¡Ana!, dice él. Dime. ¡Hasta pronto! Ciao. Y ella siguió caminando en sentido opuesto al de él. Y él siguió caminando en el sentido opuesto a ella.

miércoles, septiembre 27, 2006

MEMNÓN Y LAS PASIONES

Memnón concibió cierto día el insensato proyecto de ser perfectamente cuerdo. Pocos son los hombres a los que esa locura no se les ha pasado alguna vez por la cabeza. Memnón se dijo para sus adentros: “Para ser muy cuerdo, y por consiguiente muy feliz, basta con no tener pasiones; y, como todo el mundo sabe, no hay nada más fácil

¿Quién se podría haber imaginado, que la mayor locura posible, sería la de buscar la cordura? Vivimos en un mundo de locos y no hacemos más que engrosar la lista.

Que creo que he perdido la razón.....

Es que estás loco.

Que voy a intentar ser razonable.....

¡¿Pero estás loco?! ¿no viste lo que le sucedió a Memnón?

Loco loco loco loco loco

Manual para no tener pasiones:

Siga al pie de la letra las instrucciones.

El siguiente manual ha sido elaborado con la única intención de servir de ayuda a todas aquellas personas que, por alguna razón, necesitan asegurarse algo de cordura en lo que les resta de vida. Si usted es aún menor de treinta años, le aconsejamos que continúe como hasta ahora, olvídese por el momento de esto, viva, disfrute y sufra.

Les advertimos que, los resultados de este manual son totalmente efectivos. Sólo hay que ser constante.

No enamorarse.

¿y cómo?

Esto es lo más doloroso. Debes arrancarte los ojos y taponarte los oídos.

Eso es suficiente.

Ánimo.

lunes, septiembre 25, 2006

SER O NO SER

Perdón, se trataba de esto...

De todos los actos que el hombre realiza y que tienen que ver con la creación, quizás para mí, escribir sea el más valioso de todos. Con él somos capaces de prolongarnos en el espacio y en el tiempo y crear un mundo infinito; un firmamento de palabras que, juntas, armonizan y adquieren un sentido completo, como las constelaciones lo hacen en el cielo. Isak Dinesen, esa autora que escribió Siete cuentos góticos y que se popularizó con Memorias de África, decía que todas las penas pueden soportarse si se meten en una historia. Escribir es una terapia, eso es innegable. Nos ayuda a vivir situaciones que desconocemos, a superar problemas con nosotros mismos y a desarrollar nuestro lenguaje que, al fin y al cabo, es nuestra herramienta a través de la cual fluyen nuestros pensamientos. Sin embargo, ¡qué difícil es hacerlo! No sólo por la barrera que supone la falta de vocabulario, sino por las interpretaciones que se puedan extraer de esas lecturas. Me gusta escribir y me gusta leer. Me gusta disfrutar de esa extraña capacidad que tenemos los humanos para hacernos entender. Pienso escribir, del derecho y del revés, hasta que me sangren las manos, y lo firmaré siempre yo. Esther. Y buscaré mi realización como persona, que procuraré que sea armoniosa y creceré, ¡vaya si creceré!, ¿y cómo? con mi gente, con sonrisas, con palabras. Palabras que me lleven a un estado de serenidad que sea capaz de extrapolar a quien me lea.
Quiero ser libre y mi libertad son las palabras.
Hazte un favor, sé libre.
Escribe.
(Parece un panfleto político)

No hay placer más complejo que el pensamiento. (Jorge Luis Borges)

SOY

Hoy nadie será capaz de hacerme sonreir.
No quiero sonreir.
Hoy mis ojos yacen bajo dos lechos negros.
And I feel like a shit.
Se han muerto todas las mariposas. Han dejado de volar y han caído al suelo ya sin alas. La angustia ha empezado a crecer, como el gusano que se introduce en el cuerpo a través de la nariz, y se aprovecha de ti, y crece tanto que te impide ser tu misma. Y cuando has perdido toda conciencia, desaparece esa angustia y nace la tristeza, como una hiedra que se enreda desde los pies y te atrapa, te inmoviliza y te hace suya.
Hoy... hoy no quiero sonreir.

viernes, septiembre 22, 2006

EL RASTRO

Siguiendo el curso de su piel, la suavidad te envuelve los sentidos.


Coronando dos profundos lagos.........que esconden un sentimiento infiel.

Separados por un muro inexpugnable
de corazón y residuos, que custodia
a la cueva inefable de lenguajes ambiguos.

El camino es sencillo hasta llegar al gran templo,
rosado aparece el zarcillo que te detiene y da ejemplo.

Sigue el camino hasta el
Valle prohibido.

No te detengas,
no busques más sentido,
avanza y evita el mayor de los peligros,
que no es lo que has visto, sino lo que está por ver...
ese monte poblado
de arenas movedizas y seres malignos que te harán ceder.


No escuches el canto de la perdición, y si lo escuchas, date por vencido.
Y ahora, no preguntes porqué. Que el que avisa, no es traidor.

jueves, septiembre 21, 2006

APASIONANTE LA PASIÓN

La pasión es buena, ¡qué digo buena! ¡deliciosa!, siempre y cuando podamos controlarla... si, si, es lo que he dicho, con-tro-lar-la, porque como sea ella la que nos controle a nosotros, entonces, podemos darnos por perdidos.


Créanme.


Si nos dejáramos llevar por ella, no seríamos más que unos pobres locos, perdidos, ciegos, imagínense ¡ciegos! no seríamos capaces de distinguir la realidad... esa realidad que nos comemos a bocados cada día.


Ver o no ver, ésa es la cuestión.


¿alguien ciego por aquí? pase, pase... no tema...


You want it, you got itShe fakes it, you love itYou want it, you got it, yeah...

martes, septiembre 19, 2006

LA IMPORTANCIA DE SER UN CERO

Soy un cero.
Redondo.
Orondo.
Hueco.
Insignificante
Un cero ENORME
Mórbido diría...
Cuya redondez es absoluta
Círculo infinito
De finitos fines
Inválido a todas luces
Absurdo en soledad
Interesado en compañía
Carente de elocuencia
Un cero, y basta.
Sin valor
¿qué valor?
¡qué valor!
¿y el vértice?
Distante .

¿y qué importancia tiene, pues?Mi importancia, y basta.

lunes, septiembre 18, 2006

TODO LO QUE ME HACE SONREIR

las sábanas lavadas El café recién hecho las hojas de un libro la piel de un bebé la arena mojada anunciando tormenta la piel de mi madre la hierba regada la leña ardiendo en invierno UNA ROSA tus dedos el MaR el colegio el periódico del domingo eL hUEco dE tU cuElLo

viernes, septiembre 15, 2006

EL ALMA

Mi alma.

¿Dónde está mi alma? La he buscado tantas veces. Y tantas veces he deseado encontrarme con una máquina expendedora de almas que me diga “Su alma, gracias”. La busco como quien busca una anotación en los bolsillos.
¿Dónde la metí? Juraría que la tuve ayer... ¿a quién demonios se la he dejado que no me acuerdo? ¿y si me la han robado? Tendré que ir a denunciarlo.

En la comisaría:

Comisario: Bien, descríbala.
Esther: Pues, era como lo son todas... azul. Era azul y buena.
Comisario: Ya eso dicen todos. Un alma buena, un alma buena. Y luego, hay que ver el alma.
Esther: No, se equivoca. Quizás fuera alocada, pero era buena. Muy buena. Nunca me dejaba sola... por eso, no lo puedo entender ahora... Tenía buenos sentimientos. Le ha tenido que pasar algo terrible. Lo presiento.
Comisario: Y por lo demás. ¿Ha notado algo extraño en su casa? ¿La presencia de algún ángel caído?
Esther: No me asuste comisario.
Comisario: Tenemos la sospecha de que hay una epidemia de ángeles caídos no sólo robando almas, sino también vidas.
Esther: No he notado nada extraño...
Comisario: Mire usted. Va a ser complicado. Yo le recomiendo que ponga un anuncio en la prensa para recuperarla lo antes posible. Aquí, ya le digo, haremos lo que podamos.

Se busca alma. Azul. Con buenos sentimientos. Vulnerable.
Buzón: 0215

miércoles, septiembre 13, 2006

LA CRISÁLIDA


Reposan bajo la piel
los momentos que perpetúan mi pasado

Sonidos,
de almanaque musical;

Colores,
la pereza del azar;

Reúno el sueño de la memoria
como un ábaco de recuerdos:



El 1


Un orgassssmo


azul


El cielo


La sinrazón


Yo



Vorágine de imágenes con fecha de caducidad

Ser yo
más allá de mí misma

Ser tú
y no olvidar lo que es el amor.


Dicen que somos tan caducos como la capacidad de olvidar... ya me imaginaba yo algo así, hay que joderse....

martes, septiembre 12, 2006

ABIERTA HASTA EL AMANECER



Abierta como una flor, espero la llegada del viento del este, y que traiga hasta mi las notas de una melodía que conozco tan bien que podría interpretarla sin haberla escuchado jamás.


Cerrada como la luna nueva, espero impaciente el rumor del tiempo y que me traiga colores nuevos, desconocidos, inventados; colores imposibles que viven sólo en mi memoria.


Abierta como los labios que muestran sorpresa, espero la llegada de un sueño irrealizable que es melodía y es color y no es nada.

lunes, septiembre 11, 2006

viernes, septiembre 08, 2006

EL SUEÑO

Les contaré algo como yo sólo sé hacer.
Entre la frondosidad de la selva, allí donde crece la maleza y en donde ningún hombre civilizado ha puesto jamás un pie, hay un diván que hubiera sido la envidia del Doctor. Un diván en piel, con rebordes moldurados en nogal, pulidos y brillantes como el agua. No se sabe cómo llegó hasta allí. Tampoco importa demasiado. Sobre ese diván reposa una bella mujer de largos cabellos castaños que cubren de forma natural sus pechos, pequeños y redondos. Sobre el diván, la mujer se trenza los cabellos ensimismada, entonando canciones ininteligibles. Su cuerpo desnudo, es esbelto y bronceado, y sobre él crece un vello suave y abundante. A veces, la joven mujer, abre un coco con una piedra y bebe su jugo que resbala por sus comisuras, dejando su piel dulce.

Cuando la joven duerme sobre el diván, los animales salvajes se acercan a ella. No la temen, pues saben que es inofensiva. Olisquean su cuerpo y lo lamen en busca de restos de zumo, sin tan siquiera imaginar el placer que en ella provocan. Los leones se acercan a ella con sigilo. Primero la olfatean y, después, lamen el cuerpo tendido, empezando por la boca y recorriendo todo su cuerpo. Bajan por su cuello y llegan a los pechos, que endurecen al contacto áspero y húmedo de las lenguas salvajes. Ella no se percata de la trascendencia de la situación. No conoce otra cosa. Simplemente sueña y su espalda se arquea de placer, abandonándose a toda suerte. Los animales, ignorantes, satisfacen su sed.

jueves, septiembre 07, 2006

LA LUZ

"La luz es interior, está dentro de nosotros. Únicamente el color está fuera. Cierra los ojos y dime qué ves."

Nieve. (Maxence Fermine)

Como tantas otras cosas que voy aprendiendo en el curso de mi vida, he aquí la que más trabajo me ha costado comprender.
Al principio de mi despertar de los sentidos, me resistía a creer que la luz exterior no es importante si la comparamos con la luz interior. ¿Luz interior? me preguntaba incrédula. La luz interior prevalece sobre la exterior. Porque sin ella, vivimos entre tinieblas, y vivir en la penumbra interior, nos impide vivir con plenitud en el exterior, a pesar de que el sol luzca dorado y brillante.
Debemos superar esa primera traba, la del escepticismo, para poder dar el siguiente paso. Cerrar los ojos, nos permite afinar el resto de los sentidos y desplegarlos como lo hacen los pétalos de las flores.
Con los ojos cerrados, los sonidos, los aromas y los recuerdos se hacen vívidos.
Yo con los ojos cerrados, veo con más claridad.
Y si no, cierra los ojos y dime qué ves...

miércoles, septiembre 06, 2006

EL VIAJE

He leído mil veces que la vida es un camino, y que lo importante en él, no es el destino, sino el camino en sí mismo. Decía Paracelso a su discípulo que el camino que conduce a la piedra, es la piedra, y no sé si le comprendo bien... "cada paso que darás es la meta", le decía.
¿Será que vivir es un viaje?
... ¿es lícito preguntarse hacia dónde me dirijo?...
Entiendo entonces que mi vida, y la tuya también, a cada paso adquiere un sentido. Un sentido propio. El sentido de la búsqueda.
Mi viaje comienza, pues, cada día. Y cada uno de esos días dirijo mi vista al horizonte, anhelando esa tierra prometida de la que hablan. Pero no veo nada. Siento una ceguera que me nubla (aunque no la razón).
Por eso es que tengo fe. Y la tengo precisamente por no ver. ¿Qué sentido tendría tener fe en algo que sabemos con certeza que es posible? "ahí está el prodigio".
Mis dudas no surgen de la nada, sino que surgen de otras dudas que, a su vez, fueron originadas por otras bien distintas, ajenas incluso.
Me dispongo a viajar.
Mi viaje será largo.
¿Y el final?
Incierto.
Éso es precisamente lo que más me gusta de vivir la vida.

martes, septiembre 05, 2006

MELISSA


Melissa
Originally uploaded by esther_rcab.


"-Somos dos amos -me dijo, y preguntó: -,¿cómo haremos para someternos al mismo tiempo? ¿quién someterá a quién?


-Dos amos se follan y gozan recíprocamente -respondí.


Lo embestían embates incisivos y mágicamente aferré aquel placer que ningún hombre ha sabido nunca darme, ese placer que sólo yo estoy en condiciones de procurarme. Fueron espasmos por doquier, en el sexo, en las piernas, en los brazos, hasta en la cara. Mi cuerpo era una fiesta. Se quitó la camiseta y sentí su torso desnudo y velludo, calentísimo, en contacto con mi pecho blanco y liso. Froté los pezones contra aquel descubrimiento maravilloso, lo acaricié con ambas manos para hacerlo mío del todo.

Descendí por su cuerpo y él me pidió: -Tócala con un dedo.

Lo hice y, estupefacta, vi lagrimear su miembro; instintivamente acerqué la boca y tragué el esperma más dulce y azucarado que nunca haya probado."

Lo compras porque ha resultado ser un escándalo.

Cuando terminas de leerlo te preguntas dónde se encuentra el escándalo, si en el contenido de la novela, o en que ha sido escrito por una adolescente. Me extraña que se trate de lo primero, porque no deja de ser una novela con contenido erótico y, nada lejos de la realidad; me parecería hipócrita pues. ¿Será más bien lo segundo, que Italia se escandaliza por creer que sus adolescentes buscan sexo a diestro y siniestro? ¿de qué se escandalizan?

El libro lo escribe Melissa Panarello, una adolescente de 16 años (18 en la actualidad). Se llama Los cien golpes. Se trata de su diario y es, según ella misma afirma, autobiográfico. En él recrea sus precoces relaciones sexuales, su despertar al sexo. En él van a encontrar abusos, malicia, perversión, mentiras, violencia, sexo, y no van a encontrar sentimientos relativos al amor, cariño o ternura. No es una joya literaria, excuso decir. En ella abundan las redundancias. Y en una búsqueda por evitar las palabras soeces, la escritora crea un vocabulario apropiado más bien a los cuentos.


Es mi opinión, claro, que no deja de ser pura subjetividad, pero yo no me creo que sea autobiográfico. Lo que creo es que no deja de ser un anzuelo para impulsar la venta de un libro y ganar con ello importantes sumas de dinero. Con esto no quiero decir que el libro no merezca la pena, es erótico y mentiría si dijese que no se siente, que no se disfruta y que no se desea con él. Pero de autobiográfico, nada. Y si no ¿dónde estaban sus padres cuando ella llegaba con la ropa manchada del semen de cinco hombres? ¿cuál es el aspecto del semen una vez que se ha secado? ¡venga hombre! ¿a caso no percibe una madre que su hija ha sido vilipendiada? ¿tan ocupados están viendo la tele que no saben que su hija tiene problemas de identidad? Y ya una vez que su hija habla y se muestra, ¿cómo unos padres, en lugar de preocuparse por la salud de su hija, que ella misma admite que se siente perdida, sin vida y sin estima, lanzan ese diario tan comprometedor al mercado? ¡que no me cuenten cuentos! De autobiográfico, nada.

En febrero, estará en el cine. Lo protagoniza María Valverde. Ahora, que a mí no me esperen. Lo erótico, mejor leerlo que verlo. La lectura es capaz de transmitir la subjetividad del escritor. El cine, no.

Y si lo leen, recuerden hacerlo del tirón y con al menos una mano libre, para las palomitas, digo.

P.D. Sí, ya.... no hay orcos, ni faunos, ni elfos ni ninfas... pero hay sodomía y líquidos viscosos. Pues ya está, lo que yo decía.

viernes, septiembre 01, 2006

EL AMOR


Jamás he escrito sobre el amor, y hoy no será la excepción. Determinadas circunstancias que han girado o giran alrededor de mi vida me incapacitan para hablar de ello con objetividad. Claro que, para hablar con objetividad sobre cualquier tema, uno debe ser, al menos, un experto en la materia, y que yo sepa, aparte de Ortega y Gasset, no hay nadie más experto en el amor. Sin embargo sí que pienso en ello, máxime si encuentro textos que me insten a hacerlo. Actualmente, Samuel Beckett, con su Primer amor.... del que saco un extracto:

“El amor le vuelve a uno malo, es un hecho comprobado. ¿Pero de qué amor se trataba, exactamente? ¿De un amor pasional? No lo creo. Porque el amor pasional es el de los sátiros, ¿no? ¿O lo confundo con otra variedad? Hay tantas, ¿verdad? A cuál más bella, ¿verdad? El amor platónico, he aquí otro del que me acuerdo repentinamente. Es desinteresado. ¿Es posible que la amara platónicamente? Me cuesta creerlo. ¿Acaso habría trazado su nombre sobre viejas mierdas de vaca si la hubiese amado con un amor puro y desinteresado? ¿Y encima con el dedo, que luego me chupaba? Veamos, veamos. Pensaba en Lulu, y si con eso no está todo dicho ya he dicho bastante, a mi entender.”

Con esto no insinúo nada. Nada. Pero creo que debo tomar una determinación en cuanto a los autores que elijo, ¿no? Nada, sólo eso...

¡Qué bonito es el amor!