jueves, junio 22, 2006

YO SOY TODAS


Infancia
Originally uploaded by esther_rcab.

Me llamo Esther.

Pero eso no es suficiente.

Claro, para nadie es suficiente.

Si tuviera que definirme a mi misma, necesitaría recurrir a la separación de todas las personas que son Esther, ya que de otro modo, no sería yo. Esther no es Esther, sino que son varias Esther. Está compuesta por capas que comparten un núcleo. Podríamos decir, para que fuera visual, que se trata de círculos concéntricos (o de una cebolla, pero eso no es ni poético ni nada). Cuanto más externos sean esos círculos, más visual es Esther en detrimento de su esencia. Y me explico.

Deberíamos hablar de la Esther más infantil. Zalamera, risueña, siempre con una sonrisa blanca. Aún es esa niña que fue. Pizpireta, radiante, coqueta y vivaracha. Espontánea y tímida a la vez.

Pero esa no soy yo. Esther tiene otra capa más interna. Es la Esther de las ensoñaciones. Siempre en una nube. Esther sueña, dormida y despierta. Y eso mantiene su espíritu vivo.

Si tuviéramos que profundizar aún más, encontraríamos la Esther de las interrogaciones. ¿Porqué, porqué, porqué y porqué? Es una Esther que no comprende, que no entiende, que no transige. Es una Esther que sufre por las sinrazones, aunque ella en sí misma es una sinrazón.

Más dentro, está la Esther de las responsabilidades. La más madura. Esther se debe a todo y a todos. Pero ¿y ella? Eso mejor que lo resuelva ella. Yo me limito a describirla.

Y, llegamos al núcleo. Allí está ella. Nada que ver con su apariencia. Es la Esther más metafísica. La Esther abstracta. La miscelánea. La eclíptica. La que no se entiende ni ella misma. La que se pierde en sus pensamientos. Algo anónima.

Mario: ¿qué es esto?
Esther: Son amarracos
Mario: Sí... ¿y de dónde los has sacado?
Esther: Son para jugar al mus. Cuando seas mayor te enseño.
Mario: Hala ¿síiiiiiiiiii? ¿y cuándo soy mayor mamá?
Esther: Cuando tengas bigote, hijo.

Y esto lo añado, porque es un post en tiempo real. Y es lo que sucede en mi realidad. Y como Esther es así, lo añade, porque sino, no sería Esther, ¿no? ¿o sí? No sé, ¿qué debería decir?, pues sencillamente no diré nada, me piro de vacaciones.

Hasta la vuelta.

miércoles, junio 21, 2006

UN HILO DE VIDA

¿Cómo es posible que me digas que la vida es una mierda? ¿una mierda? ¿es porque se mueren nuestros seres queridos? ¿por eso piensas que es una mierda? Presiento tu resentimiento, y puedo llegar a comprenderte, yo también he sufrido una pérdida. Pero debo decirte que te equivocas. ¿Crees que porque no hay nada después de muertos, no vale la pena vivir? ¿nada es suficiente acicate? Vivimos para algo si no ¿qué hacemos aquí? ¿Qué sentido puede tener la música si no es para disfrutarla en vida? ¿y las palabras? ¿para qué están las palabras si no es para materializar nuestro pensamiento? Somos alquimistas ¿me oyes? y con cada palabra experimentamos tratando de encontrar lo que nos dará la eternidad, ¿no es bonito incentivo?. Vivimos para ser mejores personas, para perfeccionarnos. Ése es nuestro fin. Buscar nuestra propia perfección y tratar de transmitirla a nuestros seres queridos. Prolongarnos en ellos dibujando un hilo de felicidad que se irá tejiendo de padres a hijos. Perpetuarnos a través de nuestros hijos, de nuestras palabras y de nuestros actos. Sólo por eso, vuelvo a afirmar que la vida es hermosa, sin ni siquiera mirarla con ojos de niña.

Piénsalo ¿vale?

(Hoy tuve una triste noticia. Lástima que todas mis dudas sobrevengan cuando algo así sucede)

lunes, junio 19, 2006

EL BESO


El beso
Originally uploaded by esther_rcab.

Cuando la ve, siente que se vuelve loco,

Loco de atar.

No quita ojo de su axila poblada y oscura.

Cierra los ojos,

y siente cómo llega el aroma de su piel
brillante

húmeda

que evoca la fruta fresca,
madura como el arrope.

Y un pecho que, opulente, asoma por el escote
le hace perder el control,
siente que se pierde en la constelación de su cuerpo.

Le arrebata el sentido,
si es que hay algo de cordura
en toda esta locura

Y su mirada vuelve a su boca,

Tierna y jugosa,

Y sueña que la come, la calla, la ahoga

Para después,
No sé,
Volver


Quizás volver a perderse después.

(Por cierto que ella es irregular... pero yo soy así, termino un dibujo y me encariño de él a pesar de los pesares y me digo, "pues no lo pienso cambiar).

jueves, junio 15, 2006

CON OJOS DE NIÑA


Ojos de niña retocado
Originally uploaded by esther_rcab.


En el último libro que he leído, aparece una rotunda afirmación que hacía tanto tiempo que no escuchaba, que más bien me resultaba perteneciente a otra dimensión, aunque bien mirada, puede ser hasta real. Me refiero a la expresión “¡la vida es hermosa!”. Sí. Extraña ¿verdad?. Pero, piénsenlo detenidamente. Párense un segundo y siéntense a pensarlo. Yo lo he hecho. Y he llegado a una conclusión, y es que la vida es hermosa dependiendo de los ojos con los que se mire. Sí. Esa es mi visión del asunto. No debe ser igual ver la vida como lo hace un niño, a como lo hace un adulto. A través de los años, la vida nos sitúa en un espacio estático, casi de letargo, que nos impide ver la realidad con total plenitud, o de una forma positiva, nos obsesionamos con el futuro o nos anclamos en pasado y, como consecuencia, no disfrutamos el presente. Sólo lo vivimos como lo haría un gigante egoísta.

Así que, partiendo de esa premisa, empecé a mirar con ojos de niña. Al menos, a intentarlo, porque he podido comprobar que la niña que yo tengo dentro, anda algo dormida.

Para despertarla diseñé un plan.

Saqué punta a todos los lapiceros de colores que tengo, y las virutas las guardé en una caja de cerillas vacía, por si en un futuro lo pudiera necesitar. Lo cierto es que empecé con dificultades porque, encontrar una caja de fósforos, hoy por hoy, es casi un hecho imposible. Son esa clase de tesoros que se guardaban antaño en el cajón de la cocina o en el fondo del frutero para encender el fogón. Un tesoro indispensable para cualquier kit de supervivencia que se precie, capaz de producir fuego sin necesidad de recurrir a la edad de piedra. Me guardé la cajita en el bolsillo y me subí encima de la cama. De pie, comencé a saltar, y tapándome los oídos, canté a voz en grito “un barquito de cáscara de nuez, adornado con velas de papel....”.

Después de comprobar que aún me quedaban ganas de seguir reinventándome, dejé un aviso a mi familia colgado del espejo de la entrada, que decía “ya os veré, si me necesitáis, no tenéis más que silbar”.

Creo que la niña despertó, porque cuando me crucé a la salida con el presidente de la comunidad, le saqué la lengua. Después, no sé lo qué sucedió, porque cogí carrerilla y salí corriendo en busca de aventuras.

Les seguiré informando, de momento, me he cogido un buen lote de cuentos para empaparme bien, entre ellos: El gigante egoísta, El soldadito de plomo, El príncipe feliz, Pinocho, El flautista de Hamelín, El principito y muchos otros.

lunes, junio 12, 2006

VIVIR AL LÍMITE


Soñar
Originally uploaded by esther_rcab.




Me pregunto qué sucedería si nuestros sueños abandonaran el plano onírico en donde se encuentran, y pasaran a formar parte de nuestra realidad....

Si pudiéramos arrojarnos con decisión al vacío desde el balcón de la cocina y, durante el descenso, ir dando los buenos días a nuestros vecinos que miran con normalidad, mientras vamos amortiguando nuestra caída amarrándonos a las cuerdas de tender la ropa para caer finalmente en cuclillas en medio de la calle, levantarnos y caminar tranquilamente.

Abrir el grifo del agua para lavarnos la cara y ver que el líquido transparente ha sido sustituido por millares de insectos negros que, vivos, habitan ahora el lavabo. Abrir entonces los brazos y comenzar a moverlos para nadar estilo braza en el aire, e ir así hasta la tienda para comprar, y ser atendidos por un tendero de cara maliciosa que no nos cobra y nos intenta besar burdamente haciéndonos daño en las muñecas. Y correr y correr para escapar sin poder avanzar un ápice de ese lugar, y el tendero, allí, riéndose no, bramando.

Dejar a tu hijo en el asiento de atrás del automóvil e irte a trabajar como cada día. Y saber que tu hijo llora por el miedo al abandono o quizás por hambre o sed, pero no poder hacer nada para evitarlo. Saber que tienes que cumplir tus ocho horas fuera hasta que puedas de nuevo abrazarlo y besarlo.

Caminar atemorizada durante horas en la noche, perseguida por un extraño o extraña sin rostro.

Llorar a rabiar y sentir que tus lágrimas te olvidaron.

Abrir la boca realizando involuntariamente el movimiento contrario, y apretar los dientes y sentir un dolor en las sienes que te impide pedir ayuda y creer que, si aprietas más aún las mandíbulas, podrás abrir la boca algún día, haciendo rechinar el marfil que termina rompiéndose como si fuera de azúcar.

Escapar y ser la única superviviente del fin del mundo, gracias a tu capacidad de superar lo imposible. Y encontrarte en medio de un planeta desolado, completamente desnuda y sola, escondida en cuclillas bajo la rueda de un gran camión.

Despertarte y poder recitar hasta la extenuación el kaddish frente a la pared de tu casa.

Me pregunto, qué sucedería si tuviéramos que vivir al límite...

viernes, junio 09, 2006

CONFESIÓN

Confieso que no he sido una niña buena.

Confieso haber escrito boca abajo “mi abuela es tonta” en el mueble de la terraza de mi vecina. La que se lió.


Confieso haber tenido malicia.

Confieso haber llenado de nudos la melena de la niña que insistía en que la peinara durante la clase del colegio para darle un pequeño placer. Toma placer, ahora, desenrédate el puto pelo.


Confieso ser una aprovechada.

Confieso haberme copiado un examen entero en literatura. Que no me hubieran dado las preguntas.


Confieso haber sido lujuriosa

Confieso haber abierto las piernas para que mi primo me acariciara la parte interna de los muslos. ¿Qué hay de malo en sentir placer?


Confieso

Confieso que he amado.

Confieso que he deseado.

Confieso que me he vuelto loca.

Y confieso que he mentido.

Y que he odiado.

También confieso que me he arrepentido.

Y que he llorado.

Y eso es lo que confieso.

Nada más.

jueves, junio 08, 2006

TAL VEZ POR QUE...

¿PorQué?


¿PorQué?



¿alguiEn



Me


pUede


dEcir



PorQué?

miércoles, junio 07, 2006

POLICHINELA

El hombre, quien es a veces, polichinela de su propia existencia, bufón de su vida, títere a manos de la hipocresía, mimo de sus propias necedades... aquel que, como yo, habla sin que le hayan pedido opinión, y cuya vanidad emerge, como lo hace la mujer que, sintiéndose la más bella, necesita destacar, a pesar de resultar innecesario por lo evidente.

El hombre, quien acumula en su joroba toda su mezquindad, y carga con ella a lo largo de su vida, tratando de ocultarla con sus ropas a los ojos de los demás.

El hombre, cuya nariz pecaminosa le delata como persona arpía y mentirosa.

En fin, ese hombre que, como yo, no calla.

Yo y solo yo.

UNA VEZ MÁS.

Déjame, por favor...
quiero soñar.

Dame sólo un instante.

Necesito estar sola.


La música vuela hasta mis oídos y cierro los ojos.

Soñar....


...sueño que te veo y te digo:

ven... acércate...

...más...

...no tengas miedo...

...nadie puede vernos.

quítame el velo, y huele mi cabello de sándalo


Ven... y prueba mis labios de canela.


Tu mirada azul me habla

No habla

GRITA


Tiemblo de emoción.

Ojalá pudiera vivir y no soñar.


Dejaré mi cabeza bajo la almohada,
así nadie me escuchará
los sollozos que me ahogan...


Y esperaré,
tal y como la vida me ha enseñado
a que nada suceda.

Y soñaré contigo una vez más.

martes, junio 06, 2006

DE ESTHER Y OTRAS HISTORIAS.

Esther cognitiva: A ver, ¿qué te pasa hoy?
Esther persona: Nada
Esther cognitiva:¡venga ya! Te conozco desde que naciste, recuerda soy tu misma y a ti te pasa algo...
Esther persona: No lo sé...
Esther cognitiva: Uno no llora sin razón, vamos...
Esther persona: me pregunto.... porqué no soy un muchacho, porqué no tengo dieciocho años... ¿lo seré en algún otro lado del planeta?
Esther cognitiva: No digas tonterías, eres una mujer y punto. ¿porqué te angustias con esas chiquilladas? No vale la pena, así no puedes disfrutar de la vida.
Esther persona: A veces me gustaría ser un muchacho...
Esther cognitiva: pero ¿para qué?
Esther persona: no sé... ¿porqué nunca pasa nada?
Esther cognitiva: ¿nada? ¿qué quieres que pase? Has estado al borde del precipicio, qué más quieres que pase... anda tonta, enjúgate las lágrimas y ponte guapa. Vámonos a comprar ¿no necesitas ningún libro? ¿un disco? ¿ropa?
Esther persona: No. ¡Estoy harta de tanta llanura! Se me hace monótono. Me aburre la monotonía. Ojalá me convirtiera en un laurel yo también...
Esther cognitiva: ¿Sabes qué? ¡eres una egoísta! Sí, lo has oído bien. Una egoísta. Eres una mujer bella, tienes suerte, eres independiente, tu familia te adora, tienes inquietudes, eres mujer, esposa, amante, muchacha, madre, amiga, hija, hermana ¡y quieres ser un muchacho! ¡no hay quien te entienda! A veces me pregunto porqué no me tocó pertenecer a un hombre... todo sería mucho más sencillo.

lunes, junio 05, 2006

SEIS ANGELES


Angel warhol
Originally uploaded by esther_rcab.
Llegó el pop-art a mi blog.

Si ya es complicado comprender tu escritura, más aún lo es dibujarte, pánico me da enfrentarme al dibujo, así que he hecho un cambalache de imágenes para disimular...

El resultado, entre un cartel de "Se busca" y una imágen a lo Warhol.

¿Sonreirás?

eso espero

viernes, junio 02, 2006

EL MIEDO DE AYER

Siempre he creído que, cuando se apaga una vida, cuando se extingue una luz, en ese mismo instante, nace una nueva en otro lugar del planeta, simultáneamente, como una estrella titilante, aunque simplemente sea por mera coincidencia, y no por el acto de un ente superior, sino sólo por fría probabilidad.

Sin embargo, cuando le sucedió a él, ni si quiera lo pensé. No pensé en la prolongación de su persona como ser individual, porque nosotros, sus hijos, en cierto modo lo somos, pero no me refiero a ésa, sino a la suya propia, a la que le corresponde a él de forma particular. Aunque, claro, ese día, yo no era capaz de pensar coherentemente. Los ojos hinchados y los sentidos embotados, a penas era yo. Anulada por completo. Ese día conocí lo que era la empatía. La viví.

El cielo amaneció repujado en gris plomo. Recuerdo, mientras iba en el coche, siguiendo al automóvil fúnebre, que pensé que hasta el cielo estaba triste. Tanto es así que, cuando comenzó a llover creí ciegamente que el cielo lloraba su muerte y, de alguna forma, me sentí acompañada. Porque ese día, para cualquier persona, es un día íntimo, nada ni nadie puede consolarte, sólo tú mismo.

De todos los sentimientos que he llegado a padecer (¿se padecen los sentimientos?, digamos, se viven) en mi vida, larga o corta, el de ese día era el miedo.

Miedo a la incertidumbre
Miedo al olvido
Miedo a la realidad
Miedo al sufrimiento
Miedo al desconocimiento

Un miedo que casi se puede palpar.

Y si es así, ¿porqué no cogerlo, encerrarlo en una caja bajo llave y arrojarlo al mar?

No.... pobres peces....

...me gusta caminar descalza pisando las flores, obligada casi a bailar bajo un sol de terciopelo al que le trenzo los rayos...


Nota: esto me ayuda a enfrentarme a la realidad, a mi realidad.


Powered by Castpost

jueves, junio 01, 2006

Flor de loto


Flor de loto
Originally uploaded by esther_rcab.

Hoy me quedaré meditando.

Sólo eso.

"Podría haber sido que mediante una conjunción planetaria todo el tiempo y la injusticia y el dolor se hicieran oír por un instante."

W. Faulkner

El ruido y la furia