miércoles, diciembre 27, 2006

27

Hoy, detrás de mi reflejo, se vislumbraba una vida mucho más oscura y tenebrosa. Un mundo de alcantarilla, sumergido bajo las arterias y los pies frenéticos.
Y lo he visto.
Y me ha visto.
Allí estaba él. Allí estaba yo.
Y aunque aún me tiemblan las piernas, creo que por esta vez, me ha dejado marchar. Será porque es navidad.

martes, diciembre 26, 2006

ERRANDO


Ellos
Originally uploaded by esther_rcab.
-¿Qué haces, esposa mía? –dijo él-. Levántate.

Ella se estremecía.

-Tú has venido –susurró casi gimiendo-, y ya no es de noche, ya no tengo miedo. ¡Por fin estoy junto a ti! Estoy como dentro de una fortaleza, como dentro de un nido. ¡Si tú supieras qué tristeza, y cómo he llorado estas noches solitarias! ¿Y tú, corazón, qué has hecho estas noches?

-Erraba –dijo él-, en mi caballo, pensando en el modo de raptarte. Pero no recuerdes, mi amada, el tiempo de la soledad. Ya pasó todo. Ninguna fuerza podrá separarnos. Estamos unidos para la eternidad.

(Elsa Morante, El chal andaluz)

lunes, diciembre 18, 2006

LINEAS

Hoy me he dado cuenta, observándome con mirada escrutadora, de que ya no soy la misma persona. A veces lo hago, -digo observarme- pero nunca trasciendo. Durante un instante me contemplo, fijo mi mirada en las pupilas, y buceo a través de mi propia negrura en busca de mí misma y de mi esencia. Da la impresión de que no me conozco lo suficiente, como si detrás de esa coraza, se escondiera un universo desconocido. “La belleza será convulsiva o no será”, que decía Bretón, y yo me dispongo a averiguarlo asomada al precipicio de mis ojos.
Sin embargo, he de confesar, que hoy me detuve en lo más superficial, no por ello menos importante. Mi coraza está algo ajada, porque empieza a ser dibujada por finos surcos. Veo líneas transversales en la frente que denotan el asombro, quizás la ignorancia, que en mi vida me asalta con vehemencia. Las cruzan, perpendicularmente y entre las cejas, unos pequeños surcos, como las púas de un peine mellado, que manifiestan severidad y que son las que más me preocupan, las más marcadas. En el extremo de cada ojo, nace, en forma de abanico, un ramillete de alegres y finas líneas; signo inconfundible de mi expresividad, de la risa y del llanto. El rictus, suavemente marcado, demuestra la parte más agradecida de mi personalidad. Las arrugas de la alegría no me molestan, sino que me complacen.
Mi hijo, que es curioso por naturaleza, me mira fijamente, quizás emulando a su mamá, y después de unos segundos, confirma, con voz seria, el número de líneas que ve en mi rostro. Cinco. Diez. Doce. Hoy, ya no soy la misma persona, pero descuiden, que estoy tranquila.

jueves, diciembre 14, 2006

REFLEJOS

Un reflejo en el cristal que se revela verdadero, más aún que la propia realidad, a falta de sueños, buenos son los espejos del Alma. Vida empañada cien veces, y cien veces borrada. Con mis manos. Con tus manos. Ojos que se cruzan con ojos frente al triste cristal. Lágrimas frías precipitándose al vacío. Pensamientos que, encubiertos, se esconden tras el azul. La vergüenza al desnudo. Doble vida. Quizás irrealidad. Todo ello dibujado en el cristal. La ventana a la que te asomas cada día. A través del vidrio, un gajo de luna me ha sonreído, y he sentido vergüenza ante su pureza, que dejaba al descubierto toda mi mezquindad. Tanta. Tan poca. Dime qué ves aparte de mediocridad y de aplastante rutina. La voz metálica anuncia la próxima estación y un túnel nos engulle. Me preparo para salir de nuevo a la vida.

lunes, diciembre 11, 2006

EL JUEVES

Aquel día, y como todos los jueves desde hacía veinticinco años, Marisa estaba planchando. Lo hacía de espaldas a la puerta. Mojaba su dedo índice para tocar el acero y comprobar la temperatura. Si el dedo sonaba kisssssh eso significaba que la plancha estaba lista para empezar. Le gustaba planchar los jueves porque era el día en el que su marido se reunía con los socios y por lo general, llegaba tarde. Ella disfrutaba bisbiseando canciones para entretener su mente.

Pero algo la detuvo aquella tarde. Un aliento estremecedor la esperaba en el hueco de su cuello. A sus espaldas sintió la presencia de su marido, que ahora la cogía por la cintura para morderla suavemente el lóbulo de su pequeña oreja. Tras ella, la turgencia prometía una inusual velada. Marisa sonrió complacida y se dejó llevar. Su sangre fluía vertiginosa y la sentía en su piel, ardiente. Se dio la vuelta, le miró a los ojos y se devoraron. Marisa se abandonó a la locura añorada y no puso objeciones cuando él le arrancó la ropa. Entonces una risa sonora y llena de vida nació de su garganta, rompiendo por un momento el mágico rumor del deseo.

Hicieron el amor como nunca lo habían hecho antes. Él la tomó con una fuerza desconocida, casi salvaje. Terminaron exhaustos. Ella, de espaldas a él, aguardaba para recibir un beso suyo, un beso concluyente. Cuando lo hubo obtenido oyó el crepitar de los muelles, después se sintió sola. A los diez minutos, escuchó cómo se cerraba, de un portazo, la puerta que da a la calle. Supo así que él se había marchado. Entonces, durmió como una niña.




Llevaba tiempo pensando en esa posibilidad. Su único deseo era hacerla feliz. Creyó que el día propicio sería el jueves. Y fue así como determinó hacerlo. Ese jueves no fue a la reunión del despacho, sino que esperó nervioso sentado en la mesa de un bar, dejando que los minutos siguieran avanzando, paladeando los pensamientos, reconcomiéndose con ellos, mirando el vaso vacío como si esperara de él algo más que un simple refresco. Se mantuvo impasible, hasta que por fin le vio entrar por la puerta del bar.

Venía tan acelerado que casi no tocaba el suelo. Cuando estuvo frente a él, cogiendo el aliento que le faltaba le dijo soltando las llaves sobre la fría mesa, Ya está, lo he hecho. Él esbozó una sonrisa forzada, confirmando su deseo. Así concluyeron, sin cruzar una palabra más sobre aquel asunto. Cogió las llaves que le habían tendido sobre el mármol y las guardó en el bolsillo de su pantalón arrugado. Se levantó, se dio la vuelta y se fue a casa, dejando todo muy lejos, más de lo que pudiera imaginar. Ese día, cuando llegó a casa, su esposa le esperaba, por fin, radiante.

martes, diciembre 05, 2006

LA NOCHE


Algo la despertó, aquella noche de diciembre y después, la arrojó de la cama. Tuvo que darse algo tiempo antes de reaccionar para recuperar la cordura y saber si todo lo que sentía era real o sueño, orientarse en la habitación oscura. A tientas fue al cuarto del niño que gemía invadido de pánico. La criatura tenía un perro dentro que le oprimía el pecho y no le dejaba respirar. Su tos salía en forma de ladrido y sus ojos, suplicantes, miraban a su madre, esperando la solución. Ella cogió al pequeño de la mano y lo condujo al salón, aún torpe por el sueño roto. Abrió la ventana y juntos se sentaron a respirar la fría noche y a observar la magia de la penumbra.

Una madre y un niño miraban por la ventana de madrugada, y la quietud de la noche les invitó a disfrutar del silencio. El viento fresco abrió al niño nuevos caminos para respirar. El murmullo de los árboles llamaba la atención del pequeño, que los miraba entre dulces caricias y templados besos. Así empezó a serenarse. La luna, misteriosa, les observaba desde un cielo plagado de nubes. Los sueños viajaban de ventana en ventana mientras la ciudad dormía. El pequeño, vencido por el cansancio, fue sumiéndose en un apacible sueño, mecido por los susurros de las hojas húmedas. Al fin, parecía que aquel perro se había quedado dormido, o quizás se hubiera marchado por donde había venido. Ahora podrían descansar. La madre cerró la ventana y la noche siguió fuera durante un buen rato más

martes, noviembre 28, 2006

EL PASEO

Aquella muchacha leía distraídamente mientras caminaba, sobre un manto amarillo de hojas secas que, como cada otoño, cubría el paseo. Vestía un gorro de lana y su pelo rizado, siempre rizado, asomaba largo y suelto por los lados, cubriendo sus hombros. Sostenía el libro con ambas manos, como si mantuviera entre ellas a un pequeño pájaro recién caído de su nido. Su parsimonioso caminar se antojaba pueril. A veces parecía detenerse, así, de repente, quién sabe si motivado por su creciente interés ante aquella historia, y lo reanudaba, al terminar la frase. Quizás ella aún no había sucumbido, como otras personas, ante la imagen impuesta, la imagen no selectiva que, como un canto de sirenas poco piadosas, ofrecía la sociedad. Es posible que esa joven, aún creyera en la magia que la palabra escrita puede ejercer en el alma. Viéndola a ella, es fácil respirar con cierto alivio y pensar que habrá que tener esperanza. Será cuestión de tiempo entonces. Creer que, algún día, se desempolvarán todos los libros que ahora duermen tranquilos sobre las estanterías, esperando latentes a ser redescubiertos.

jueves, noviembre 23, 2006

SOLO CATORCE

DANILAC


Ha resultado ser el ganador del certamen "Solo catorce" de minirelatos.
Gracias a todos.


Bueno, primero quiero daros las gracias por vuestros minirelatos. Para mi es motivo de orgullo y alegría ver que os interesáis. Asi que, gracias, de verdad.



Es el momento de la votación. Y lo haremos los lectores del blog. No es necesario haber mandado un relato. Puede votar quien quiera. Pero sólo se podrá votar por un relato. El relato que más os halla gustado, el que más os halla sorprendido, ¿vale?

Deja tu voto en un comentario.

Por cierto, creo que sobra decir que no nos podemos votar a nosotros mismos... lo aclaro, no vaya a ser que a algún desalmado se le pase por la mente. Tampoco valen los votos que no tengan perfil en blogger. ¿eh? ¿entendido? Bien. Pues ya pueden empezar.

Esther

1.

El botones cogió la cargada maleta, gimoteando. Nunca imaginó que la tristeza pesara tanto.


Danilac

2.

- No quiero comer esta mierda, mamá
- ¡Cómetela! Las moscas comen mierda.
- ¡Hum! ¡Qué rica!


3.

- Querida, eres deliciosa
-¿Y qué nos pasará cuando termines de comerte todos mis miembros?


4.

Lo fastidioso es que mi único recuerdo vivo es el sabor de la pistola.



Sergisonic

5.

El insecto me miraba desde la letra A. Lo aplasté y el libro empezó.


Balkhan

6.

La luz de sus ojos iluminó el día para que la luna pudiera descansar.



Pigmalion

7.

El sueño vino por donde llegó, su existencia de día no tenía ningún sentido.


Isthar

8.

Me niegas tus ojos tras tus gafas de sol, y mi mundo se apaga.


¿Intentarlo? Si quieres puedes decirme tus catorce. Yo los iré añadiendo aquí. ¡Ánimo! Después haremos una votación.

martes, noviembre 21, 2006

NOVILUNIO

Leí con avidez la última página y con un suspiro, di por finalizada la lectura. Cerré con parsimoniosa lentitud el libro, casi acariciándolo y cruzando los brazos sobre él, dejé descansar mi cabeza, centro de mi universo. Quería de ese modo, retener toda esa conjunción de palabras que aún resonaban en mi memoria como un eco. Aprehenderlas para una comprensión íntima. Apreciaba esa obra mucho más de lo que hubiera imaginado, era como un novilunio intelectual y quería empaparme del dulce recuerdo que aún quedaba de su reciente lectura, de lo fantástico y de lo sobrenatural, de lo estético y de lo bello, del pasado y del presente, de la recreación de la perfección. Soñé, porque me quedé dormida, soñé que mi pluma se henchía de palabras y que éstas surcaban la hoja como un cuchillo lo hace en la espuma. Por un momento me soñé Violet, ¿porqué no? ¿acaso su vida era peor que la mía...? tiránica a veces, generosa otras, muy parecidas en el fondo, a pesar de ser tan distintas en la forma. De lo que no cabía ninguna duda era de la capacidad que ambas tenemos para soñar. Ojalá fuera la misma para transmitir, Violet.

lunes, noviembre 20, 2006

jueves, noviembre 02, 2006

¿VACACIONES AHORA? PUES SÍ ¿QUÉ PASA?


Poema de mis vacaciones

Para hacer bien la maleta
necesito tomarme cierto tiempo
ser constante y no una veleta
resulta ser un gran pasatiempo.

Primero el cepillo de dientes,
olvidarlo es de imprudentes.

Después el cinturón,
el de castidad, no, eso es una abominación.

NO olvidar a la familia,
el tiempo de descanso siempre reconcilia.

La ropa, los enseres,
y un cuaderno donde anotar los anocheceres.

Esto y poco más
buen talante y buen compás.

Y si aún no saben que me voy de vacaciones,
será que necesitan unos buenos capones.

Gruesos besos,
les echaré de menos.

martes, octubre 31, 2006

lunes, octubre 30, 2006

NO PODEMOS SER TAN MALOS...


A las diez y media de la noche el auditorio aún no se había llenado, y la sensación que producía verlo tan vacío era fría. Faltaba el calor del público. La ausencia de coro descubría una tarima estropeada. Quizás sea pronto, pensé. Pero no lo era. De hecho, los músicos comenzaron a ocupar sus puestos sin orden aparente. Daban la impresión de no haberse arreglado para la ocasión, como si se tratara de una orquesta de bajo rango que se hubiera puesto la única prenda negra que tenía en el armario. Tanto es así, que él y yo nos miramos a los ojos y nos sonreímos con la complicidad que nos brindan los años. D. Piotr Vandilovsky aparecía ante nosotros por mi lado derecho. Su rostro parecía bondadoso. Sus ojos, tras las lentes, sonreían. El público comenzó a aplaudir. Un aplauso prudente. Cuando el silencio dominó el auditorio, la orquesta comenzó a tocar dulcemente el Aria de la Suite nº 3, BWV 1068 de Johann S. Bach, después fue el turno para el Canon en Re mayor de Johann Pachelbel, pieza por la que realmente fui y que me emocionó hasta el punto de escocerme los ojos, siguieron con Música Acuática, de Georg F. Händel, que nos transportó al Támesis, y con la que pude imaginar a Jorge I paseando orgulloso y, para terminar, Las cuatro estaciones, de Antonio Vivaldi. Aplaudimos hasta que nos picaron las palmas de las manos, todos satisfechos, ellos y nosotros. Perdonen mi torpeza y mi ignorancia, porque soy nula en este campo, pero pienso yo, que si el hombre es capaz de crear algo así de bello, de vivirlo, de interpretarlo y de sentirlo, entonces no seremos tan malos ¿no?

viernes, octubre 27, 2006

EN FIN...


Visto así... me da hasta miedo. Sin embargo, algo me dice que sólo es apariencia. Me recuerda al chico que reparte el periódico a la salida de la estación. No puede ser que sea tan distinto a como lo había imaginado. Debe tratarse de otra persona....
¿Tendremos todos un doble, aunque se trate tan sólo de un cómic?
En fin...

miércoles, octubre 25, 2006

ONE TICKET TO THE MOON, PLEASE...

Cuántos pasos y qué grandes, cuando te sientes tan pequeña. Qué duro el caminar cuando el equipaje no es liviano. Y es que los sentimientos pesan.
Claro. Es que los sentimientos pesan.
Unos buscan el norte. Otros buscan el sur. ¿Hacia dónde debo ir yo? Casi me quedo donde estoy que no puedo con la maleta. Además, no me gusta atravesar desiertos. ¿Ah, no? Pues no. A pesar de lo que dijo Paracelso.
Me pregunto porqué pesará más la tristeza que la felicidad. Creo que es porque la tristeza ejerce un peso hacia el suelo que tiende a hundir a la persona, mientras que la felicidad eleva y te hace ligero. Algo así como la fuerza centrífuga y centrípeta de uno mismo en función de la tierra. Y eso, es así, estés donde estés. No. ¿Ah no? No. En la luna, no. Entonces... ¿en la luna seríamos todos felices?


p.s. Soy feliz.

martes, octubre 24, 2006

CONFUSIÓN

Manara
Estuvo largo tiempo frente al espejo. Sentada sobre una pequeña banqueta. Ataviada en su corsé de terciopelo negro, suave e intenso, cepillándose los bucles que caían sobre sus hombros desnudos, sin pensar en nada. Ensimismada. Sintiendo el latir. Escuchando las notas que parecían flotar en el aire. El sonido del contrabajo le parecía increíblemente hermoso. Tanto que deseó ser uno de ellos. De ébano. De madera noble. ¡Qué dulce que me tocara!
Contrabajo: "Prefiero a las mujeres que no exigen nada, que dan, reciben y se van"

lunes, octubre 23, 2006

EXCELSITUD

Aguardo bajo el techado
A que la tormenta escampe.
Mi sombra,
Confundida con el asfalto,
Permanece exangüe.
Respiro,
pienso
y espero
y mi latir se hace denso.
Como el agua
Como la nada.
Quizás oiga la llamada
de la infinita monotonía,
de la anhelada cercanía
que cadenciosa,
(revoloteo de mariposa),
acuda a mí, enamorada.
Dulce espera que se hace eterna...


Ya apacigua la tormenta

viernes, octubre 20, 2006

Rain is falling on my car

Hoy llovía. Como últimamente viene siendo habitual. A las siete de la mañana, la carretera estaba vacía. Un momento idóneo para surcar el asfalto. Busco los charcos con una ilusión casi pueril. Zigzagueando me acerco y me alejo. Me gusta imaginar que me embarco en un gran velero. Es fantástico, porque con poca velocidad es posible formar grandes olas. Olas gigantes. Eso, con una gran banda sonora de fondo, puede ser más que grato. Te sientes algo dueña del mundo. ¡Os mojaré a todos a mi paso! ¿Ah, si? Pues si. Apartas la idea de dibujar arco iris usando nenúfares rosas, para hacer realidad un sueño. Surcar los mares urbanos. ¿Es posible pasar al lado de los sueños? ¿vivir un sueño? Eso no lo sé. ¿Ah, no? Pues no. Pero esta mañana, me parecía vivir un sueño. Surcar la carretera. Ojalá no hubiera terminado nunca. Lástima el tiempo que pasa y no para. Ojalá pudiéramos detenerlo.

miércoles, octubre 18, 2006

MAÑANA

Es posible que pensemos que convivir con un blog sea cosa de niños. Tal vez lo sea. Y yo sea una niña. Y vosotros, niños. Pienso en cómo será mi vida dentro de un tiempo y el blog no está en ella. Claro. Por eso me imagino pensando en esa gente que lleva ya tanto tiempo leyéndome (o no) ¿a mi? Me imagino pensando en Pow mi incondicional más querido, preguntándome si llegó a encontrar por fin alguna respuesta válida a todas esas cuestiones que le inquietaban tanto. Y me imagino pensando en Oracle, tan cercano a mi a pesar de la irrealidad de todo este mundo. Me preguntaré qué habrá sido de Nepo y de su gato y, recordaré con agrado a mi niña, sus historias, sus canciones y sus rápidas charlas que comenzaban con un "jo, jo, jo...". Recordaré al extraño Mycroft y ese aura que le rodea. Se me encogerá el corazón cuando le recuerde, sé que las mariposas ya no vendrán. Y cuantos amigos más... Manuel, a mi
pequeño,... y a un loco, loco de atar


Pero para qué ponerse tristes... de momento, me quedo con el presente, que es lo único cierto en esta gran mentira que es la vida. Buenos días a todos y gracias por estar aquí conmigo.

LA BOHEME

Mientras ascendía por las escaleras mecánicas de aquel profundo subterráneo, llegó hasta sus oídos las notas de un acordeón interpretando La Boheme. Reparó en ello y aguzó el oído. El corazón se le aceleró y sus ojos se llenaron de lágrimas cuando recordó París.

París...

Siguió ascendiendo hasta la existencia, dejando a su paso los recuerdos. Pensando que la vida que vivía, no era la suya. Por un instante sintió que se trataba de una película que pasaba rápida, y esa música, su banda sonora.
Su banda sonora.
Buenos días tristeza...

martes, octubre 17, 2006

Quiero ser un Graffiti


http://graffiti.org

AGAIN

Un día más la lluvia me demuestra la inutilidad del remedio frente a la adversidad. Una vez más, la naturaleza me pone a prueba. Seré un juguete a manos de ese pequeño bárbaro sin escrúpulos que parece divertirse a mi costa. Una vez más la música me demuestra mi insignificancia. Una vez más la ensoñación se desvaneció.

lunes, octubre 16, 2006

DUDAS

¿Has tenido dudas alguna vez sobre si lo que estás haciendo es correcto o no?

sábado, octubre 14, 2006

POST SERIE-B

Jamás creí que tuviera que decirlo, pero...
¿alguno de ustedes sabe entender a una mujer?

viernes, octubre 13, 2006

YO

¿Es extraño, verdad?

Somos lo que somos, y sin embargo, no dejamos de sorprendernos. Intento ser crítica. Para ello, pienso que una crítica inteligente, también es un hecho creativo. Mis pasos van en ese sentido. No quiero moverme por meros intereses. No. Prefiero ser libre. Ajena a todo lo demás. Hablar, escuchar, opinar, también callar.

Y es difícil,

y es fácil,

y es... estraño, ¿verdad?

miércoles, octubre 11, 2006

martes, octubre 10, 2006

UNIVERSO

Tan solo motas de polvo vagando en la inmensidad del universo, entre estrellas, cometas y basura galáctica, indiferentes a ellas mismas, sin rumbo, al arbitrio del destino, únicamente buscando un cristal limpio donde descansar de tan pesado e inútil viaje a ninguna parte.

lunes, octubre 09, 2006

ESCALERA MECÁNICA

I

Ha esperado tanto,
que al final, ha muerto.
¿o quizás no ha nacido?


II

I wish I was dead,
don't live at the end...


III

Nudos que anudan,
nudos que atan,
mal unen,
nudos que matan.

IV

Un caza,
dos cazas,
tres cazas,
cuatro cazas,

un helicóptero,

cinco cazas,
...

viernes, octubre 06, 2006

ONIX

Tengo un medallón de piedras negras del cual suelo presumir. No me pregunten porqué, porque ni yo misma lo sé. Deben ser temas del subconsciente. Lo llevo enganchado en la tapa del bolso piojoso, junto a la llave inglesa. Esos dos objetos siempre han hecho gracia entre mis compañeros, y ha sido motivo de mofa. A mi me encanta explicar la verdadera causa de esa elección de complementos, originariamente casual, pero que a ido adquiriendo mayor significado con el tiempo. Una razón que a ellos se les escapa. Y se trata de la representación del poder frente al pueblo.
Ellos, cuando lo escuchan, ríen, y yo también lo hago, aunque por otros motivos.
El caso es que al medallón, rococó en extremo y negro como la noche, se le ha caído una de sus piedras, y queda sólo su ausencia engarzada. Se me congela la risa cuando pienso si mi representación tiene algo de infausta y trata de decirme algo más que yo desconozco... De todas formas, intentaré buscar la dichosa piedra, para no llevar el medallón tuerno, ¿o no lo hago?
Abajo el poder!!!... jo, lo siento, ha sido la emoción.

¿SUEÑAS?


Lac
Originally uploaded by esther_rcab.


(Post sin palabras.)

jueves, octubre 05, 2006

LOS SUEÑOS

Hoy el día no acompaña. Eso ya me lo he oído más veces. Y es que en la noche, ha llegado a mis oídos la vida ajena y me estremecía pensando lo irreal que a veces parece. El viento ha arrastrado hasta mis ojos la presencia de quien sólo es eco, sombra, sueño y se ha hecho presente de la forma más burda. Hoy la prisa no ayuda. ¿O si? Mis pensamientos acuden frenéticos y lúcidos. Creo haber decidido algo. Buscaré un jardín donde enterrar mis sueños. Haré un profundo agujero y los dejaré allí, donde sólo yo pueda encontrarlos, latiendo, viviendo. Puede que alguien lo intuya. Los desentierre. Los coja y los sostenga en sus manos como un corazón caliente y tierno. Quizás se lo quede. Quizás lo arroje con fuerza. Lejos. Quizás sea lo mejor.

miércoles, octubre 04, 2006

PERDÓN...

Hoy, los que manejan los hilos del mundo se traman algo oculto, lo noto... lo percibo porque hoy suena música clásica en el hilo musical del trabajo en lugar de los greatest hits a los que estamos acostumbrados, y eso sólo puede significar una cosa,... y hay que estar preparado... por cierto que hoy ando nerviosa. Hoy da comienzo mi curso de relatos y sé que llegaré tarde. Llegaré tarde al evento, porque aún no he aprendido a estar presente en dos lugares al mismo tiempo. Y llevo toda la noche soñando frases de disculpa para cuando irrumpa la clase, del tipo... “perdón ¿se puede?” o un “ay, lo siento, jijijijij” no, eso no.... quizás “permiso”, ¡dios! ¡¿porqué tengo que llegar tarde?! ¿porqué yo? ... he intentado combinar mi ropa de modo que sea lo menos llamativo posible, ¿una camiseta de rayas rojas y negras?, no es discreto que digamos, pero yo soy así, es lo más discreto que tengo... eso y mis pulseras de plástico negras que parecen estar rellenas de pica pica.... quizás no deba decir nada, sólo sonreír, eso se me da bien...

martes, octubre 03, 2006

BUENOS DÍAS

Hoy me he sentido extraña.
Hoy, a las ocho de la mañana, cuando aún los ojos son rayas, un hombre me ha dejado pasar antes de hacerlo él, con un gesto amable que su mano ha sabido hacer. Y he abandonado el tren por delante suya, con una de mis mejores sonrisas, pero con un sentimiento de rareza.
Y yo, que soy carácter pesadilloso, no hago más que preguntarme porqué. ¿Porqué me ha dejado pasar cuando lo normal es atropellar?
Eliminemos las posibilidades absurdas por obvias, como lo es la del embarazo.
Es posible que se fijara en la lectura que me traía entre manos, de un autor noruego. Quizás sintiese simpatía por compartir algo como es la patria y en un acto de filantropía me cediese el paso.
Quizás fue mera cortesía, pero ¿porqué me parece tan extraño que las personas aún se comporten de manera cortés? Es tan poco habitual... hoy a las ocho ya he sonreído.

lunes, octubre 02, 2006

DESTINO

La puerta sucumbe
y entran los cuerpos erráticos,
la miradas se buscan, y se evitan, y se encuentran,
y todo parece un sueño de locos,
una ilusión de lunáticos,
masa de literatura a granel,
de olor nauseabundo,
de rostros ajados,
de dientes,
ojos,
lenguas
y tendidos eléctricos,
de música que amansa a las fieras,
de mala educación,
de sueño,
de perdón.
El vagón rezuma de historias tristes,
de parejas rotas,
y de abrazos añorados,
de lágrimas negras,
y deseos suspirados.
El tren avanza, sin remisión
dispersando gotas de sudor,
de amargura,
y de corazón,
y la estela es de lodo,
y de vida,
y de olvido,
y de muerte,
y de adiós.

viernes, septiembre 29, 2006

ABSURDO, A VOLUNTAD

¿Hay alguna relación oculta entre ser viernes y estar enamorado?
Qué buen comienzo para algo inconcreto
algo sin forma, abstracto como es el amor
¿adquiere sentido un viernes?
¿qué tiene un viernes que no tenga un lunes?
Y de fondo a Dresler
¿o es Battiato?
Es viernes, de eso estoy segura
De eso, y de que me gustaría ser como la mujer invisible.
A voluntad, por supuesto.
También la Inspectora Gagdet
Y porqué no, Spiderwoman
fiiiiu
fiiiiiiiiu
fiiiiiu
¿Es cierto que Coco lee El Ruido y la furia?
La semana que viene lo sabremos.
No sé qué me pasa
A veces soy más absurda de lo normal
¿verdad?
a veces, me canso de echarle pan a los patos,
y sólo es una excusa para esperar
(te).

jueves, septiembre 28, 2006

EL CRUCE

Mientras caminaba, pensaba en todo lo que le diría cuando la viese. Sabía que por aquella zona era fácil mantener un encuentro fortuito. En su cabeza se amontonaban las palabras, las frases que necesitaba decir y repetía, una y otra vez, la futura conversación que los uniría de nuevo. Le diría cuánto la quiere, cuánto la echa de menos y cómo añora la recogida de caracoles en la bañera, le diría que la nocilla ya no sabe igual... le diría tantas cosas. Allí viene. ¡Qué guapa! ¡Oh, es él! Diosdiosdiosdios es él. ¿Y ahora qué le digo? ¡ay dios! Hola Ana. Hola, dice ella. Cuánto tiempo ¿no?, pregunta él. Sí, contesta ella. ¿Cómo estás, Ana? ¡Ah, muy bien! ¿y tú?. Bien, bien... si, muy bien, de hecho... estoy mejor que nunca, contesta él. ¡Vaya, me alegro!, bueno me marcho, tengo prisa, dice ella. Bien, vale... ¡Ana!, dice él. Dime. ¡Hasta pronto! Ciao. Y ella siguió caminando en sentido opuesto al de él. Y él siguió caminando en el sentido opuesto a ella.

miércoles, septiembre 27, 2006

MEMNÓN Y LAS PASIONES

Memnón concibió cierto día el insensato proyecto de ser perfectamente cuerdo. Pocos son los hombres a los que esa locura no se les ha pasado alguna vez por la cabeza. Memnón se dijo para sus adentros: “Para ser muy cuerdo, y por consiguiente muy feliz, basta con no tener pasiones; y, como todo el mundo sabe, no hay nada más fácil

¿Quién se podría haber imaginado, que la mayor locura posible, sería la de buscar la cordura? Vivimos en un mundo de locos y no hacemos más que engrosar la lista.

Que creo que he perdido la razón.....

Es que estás loco.

Que voy a intentar ser razonable.....

¡¿Pero estás loco?! ¿no viste lo que le sucedió a Memnón?

Loco loco loco loco loco

Manual para no tener pasiones:

Siga al pie de la letra las instrucciones.

El siguiente manual ha sido elaborado con la única intención de servir de ayuda a todas aquellas personas que, por alguna razón, necesitan asegurarse algo de cordura en lo que les resta de vida. Si usted es aún menor de treinta años, le aconsejamos que continúe como hasta ahora, olvídese por el momento de esto, viva, disfrute y sufra.

Les advertimos que, los resultados de este manual son totalmente efectivos. Sólo hay que ser constante.

No enamorarse.

¿y cómo?

Esto es lo más doloroso. Debes arrancarte los ojos y taponarte los oídos.

Eso es suficiente.

Ánimo.

lunes, septiembre 25, 2006

SER O NO SER

Perdón, se trataba de esto...

De todos los actos que el hombre realiza y que tienen que ver con la creación, quizás para mí, escribir sea el más valioso de todos. Con él somos capaces de prolongarnos en el espacio y en el tiempo y crear un mundo infinito; un firmamento de palabras que, juntas, armonizan y adquieren un sentido completo, como las constelaciones lo hacen en el cielo. Isak Dinesen, esa autora que escribió Siete cuentos góticos y que se popularizó con Memorias de África, decía que todas las penas pueden soportarse si se meten en una historia. Escribir es una terapia, eso es innegable. Nos ayuda a vivir situaciones que desconocemos, a superar problemas con nosotros mismos y a desarrollar nuestro lenguaje que, al fin y al cabo, es nuestra herramienta a través de la cual fluyen nuestros pensamientos. Sin embargo, ¡qué difícil es hacerlo! No sólo por la barrera que supone la falta de vocabulario, sino por las interpretaciones que se puedan extraer de esas lecturas. Me gusta escribir y me gusta leer. Me gusta disfrutar de esa extraña capacidad que tenemos los humanos para hacernos entender. Pienso escribir, del derecho y del revés, hasta que me sangren las manos, y lo firmaré siempre yo. Esther. Y buscaré mi realización como persona, que procuraré que sea armoniosa y creceré, ¡vaya si creceré!, ¿y cómo? con mi gente, con sonrisas, con palabras. Palabras que me lleven a un estado de serenidad que sea capaz de extrapolar a quien me lea.
Quiero ser libre y mi libertad son las palabras.
Hazte un favor, sé libre.
Escribe.
(Parece un panfleto político)

No hay placer más complejo que el pensamiento. (Jorge Luis Borges)

SOY

Hoy nadie será capaz de hacerme sonreir.
No quiero sonreir.
Hoy mis ojos yacen bajo dos lechos negros.
And I feel like a shit.
Se han muerto todas las mariposas. Han dejado de volar y han caído al suelo ya sin alas. La angustia ha empezado a crecer, como el gusano que se introduce en el cuerpo a través de la nariz, y se aprovecha de ti, y crece tanto que te impide ser tu misma. Y cuando has perdido toda conciencia, desaparece esa angustia y nace la tristeza, como una hiedra que se enreda desde los pies y te atrapa, te inmoviliza y te hace suya.
Hoy... hoy no quiero sonreir.

viernes, septiembre 22, 2006

EL RASTRO

Siguiendo el curso de su piel, la suavidad te envuelve los sentidos.


Coronando dos profundos lagos.........que esconden un sentimiento infiel.

Separados por un muro inexpugnable
de corazón y residuos, que custodia
a la cueva inefable de lenguajes ambiguos.

El camino es sencillo hasta llegar al gran templo,
rosado aparece el zarcillo que te detiene y da ejemplo.

Sigue el camino hasta el
Valle prohibido.

No te detengas,
no busques más sentido,
avanza y evita el mayor de los peligros,
que no es lo que has visto, sino lo que está por ver...
ese monte poblado
de arenas movedizas y seres malignos que te harán ceder.


No escuches el canto de la perdición, y si lo escuchas, date por vencido.
Y ahora, no preguntes porqué. Que el que avisa, no es traidor.

jueves, septiembre 21, 2006

APASIONANTE LA PASIÓN

La pasión es buena, ¡qué digo buena! ¡deliciosa!, siempre y cuando podamos controlarla... si, si, es lo que he dicho, con-tro-lar-la, porque como sea ella la que nos controle a nosotros, entonces, podemos darnos por perdidos.


Créanme.


Si nos dejáramos llevar por ella, no seríamos más que unos pobres locos, perdidos, ciegos, imagínense ¡ciegos! no seríamos capaces de distinguir la realidad... esa realidad que nos comemos a bocados cada día.


Ver o no ver, ésa es la cuestión.


¿alguien ciego por aquí? pase, pase... no tema...


You want it, you got itShe fakes it, you love itYou want it, you got it, yeah...

martes, septiembre 19, 2006

LA IMPORTANCIA DE SER UN CERO

Soy un cero.
Redondo.
Orondo.
Hueco.
Insignificante
Un cero ENORME
Mórbido diría...
Cuya redondez es absoluta
Círculo infinito
De finitos fines
Inválido a todas luces
Absurdo en soledad
Interesado en compañía
Carente de elocuencia
Un cero, y basta.
Sin valor
¿qué valor?
¡qué valor!
¿y el vértice?
Distante .

¿y qué importancia tiene, pues?Mi importancia, y basta.

lunes, septiembre 18, 2006

TODO LO QUE ME HACE SONREIR

las sábanas lavadas El café recién hecho las hojas de un libro la piel de un bebé la arena mojada anunciando tormenta la piel de mi madre la hierba regada la leña ardiendo en invierno UNA ROSA tus dedos el MaR el colegio el periódico del domingo eL hUEco dE tU cuElLo

viernes, septiembre 15, 2006

EL ALMA

Mi alma.

¿Dónde está mi alma? La he buscado tantas veces. Y tantas veces he deseado encontrarme con una máquina expendedora de almas que me diga “Su alma, gracias”. La busco como quien busca una anotación en los bolsillos.
¿Dónde la metí? Juraría que la tuve ayer... ¿a quién demonios se la he dejado que no me acuerdo? ¿y si me la han robado? Tendré que ir a denunciarlo.

En la comisaría:

Comisario: Bien, descríbala.
Esther: Pues, era como lo son todas... azul. Era azul y buena.
Comisario: Ya eso dicen todos. Un alma buena, un alma buena. Y luego, hay que ver el alma.
Esther: No, se equivoca. Quizás fuera alocada, pero era buena. Muy buena. Nunca me dejaba sola... por eso, no lo puedo entender ahora... Tenía buenos sentimientos. Le ha tenido que pasar algo terrible. Lo presiento.
Comisario: Y por lo demás. ¿Ha notado algo extraño en su casa? ¿La presencia de algún ángel caído?
Esther: No me asuste comisario.
Comisario: Tenemos la sospecha de que hay una epidemia de ángeles caídos no sólo robando almas, sino también vidas.
Esther: No he notado nada extraño...
Comisario: Mire usted. Va a ser complicado. Yo le recomiendo que ponga un anuncio en la prensa para recuperarla lo antes posible. Aquí, ya le digo, haremos lo que podamos.

Se busca alma. Azul. Con buenos sentimientos. Vulnerable.
Buzón: 0215

miércoles, septiembre 13, 2006

LA CRISÁLIDA


Reposan bajo la piel
los momentos que perpetúan mi pasado

Sonidos,
de almanaque musical;

Colores,
la pereza del azar;

Reúno el sueño de la memoria
como un ábaco de recuerdos:



El 1


Un orgassssmo


azul


El cielo


La sinrazón


Yo



Vorágine de imágenes con fecha de caducidad

Ser yo
más allá de mí misma

Ser tú
y no olvidar lo que es el amor.


Dicen que somos tan caducos como la capacidad de olvidar... ya me imaginaba yo algo así, hay que joderse....

martes, septiembre 12, 2006

ABIERTA HASTA EL AMANECER



Abierta como una flor, espero la llegada del viento del este, y que traiga hasta mi las notas de una melodía que conozco tan bien que podría interpretarla sin haberla escuchado jamás.


Cerrada como la luna nueva, espero impaciente el rumor del tiempo y que me traiga colores nuevos, desconocidos, inventados; colores imposibles que viven sólo en mi memoria.


Abierta como los labios que muestran sorpresa, espero la llegada de un sueño irrealizable que es melodía y es color y no es nada.

lunes, septiembre 11, 2006

viernes, septiembre 08, 2006

EL SUEÑO

Les contaré algo como yo sólo sé hacer.
Entre la frondosidad de la selva, allí donde crece la maleza y en donde ningún hombre civilizado ha puesto jamás un pie, hay un diván que hubiera sido la envidia del Doctor. Un diván en piel, con rebordes moldurados en nogal, pulidos y brillantes como el agua. No se sabe cómo llegó hasta allí. Tampoco importa demasiado. Sobre ese diván reposa una bella mujer de largos cabellos castaños que cubren de forma natural sus pechos, pequeños y redondos. Sobre el diván, la mujer se trenza los cabellos ensimismada, entonando canciones ininteligibles. Su cuerpo desnudo, es esbelto y bronceado, y sobre él crece un vello suave y abundante. A veces, la joven mujer, abre un coco con una piedra y bebe su jugo que resbala por sus comisuras, dejando su piel dulce.

Cuando la joven duerme sobre el diván, los animales salvajes se acercan a ella. No la temen, pues saben que es inofensiva. Olisquean su cuerpo y lo lamen en busca de restos de zumo, sin tan siquiera imaginar el placer que en ella provocan. Los leones se acercan a ella con sigilo. Primero la olfatean y, después, lamen el cuerpo tendido, empezando por la boca y recorriendo todo su cuerpo. Bajan por su cuello y llegan a los pechos, que endurecen al contacto áspero y húmedo de las lenguas salvajes. Ella no se percata de la trascendencia de la situación. No conoce otra cosa. Simplemente sueña y su espalda se arquea de placer, abandonándose a toda suerte. Los animales, ignorantes, satisfacen su sed.

jueves, septiembre 07, 2006

LA LUZ

"La luz es interior, está dentro de nosotros. Únicamente el color está fuera. Cierra los ojos y dime qué ves."

Nieve. (Maxence Fermine)

Como tantas otras cosas que voy aprendiendo en el curso de mi vida, he aquí la que más trabajo me ha costado comprender.
Al principio de mi despertar de los sentidos, me resistía a creer que la luz exterior no es importante si la comparamos con la luz interior. ¿Luz interior? me preguntaba incrédula. La luz interior prevalece sobre la exterior. Porque sin ella, vivimos entre tinieblas, y vivir en la penumbra interior, nos impide vivir con plenitud en el exterior, a pesar de que el sol luzca dorado y brillante.
Debemos superar esa primera traba, la del escepticismo, para poder dar el siguiente paso. Cerrar los ojos, nos permite afinar el resto de los sentidos y desplegarlos como lo hacen los pétalos de las flores.
Con los ojos cerrados, los sonidos, los aromas y los recuerdos se hacen vívidos.
Yo con los ojos cerrados, veo con más claridad.
Y si no, cierra los ojos y dime qué ves...

miércoles, septiembre 06, 2006

EL VIAJE

He leído mil veces que la vida es un camino, y que lo importante en él, no es el destino, sino el camino en sí mismo. Decía Paracelso a su discípulo que el camino que conduce a la piedra, es la piedra, y no sé si le comprendo bien... "cada paso que darás es la meta", le decía.
¿Será que vivir es un viaje?
... ¿es lícito preguntarse hacia dónde me dirijo?...
Entiendo entonces que mi vida, y la tuya también, a cada paso adquiere un sentido. Un sentido propio. El sentido de la búsqueda.
Mi viaje comienza, pues, cada día. Y cada uno de esos días dirijo mi vista al horizonte, anhelando esa tierra prometida de la que hablan. Pero no veo nada. Siento una ceguera que me nubla (aunque no la razón).
Por eso es que tengo fe. Y la tengo precisamente por no ver. ¿Qué sentido tendría tener fe en algo que sabemos con certeza que es posible? "ahí está el prodigio".
Mis dudas no surgen de la nada, sino que surgen de otras dudas que, a su vez, fueron originadas por otras bien distintas, ajenas incluso.
Me dispongo a viajar.
Mi viaje será largo.
¿Y el final?
Incierto.
Éso es precisamente lo que más me gusta de vivir la vida.

martes, septiembre 05, 2006

MELISSA


Melissa
Originally uploaded by esther_rcab.


"-Somos dos amos -me dijo, y preguntó: -,¿cómo haremos para someternos al mismo tiempo? ¿quién someterá a quién?


-Dos amos se follan y gozan recíprocamente -respondí.


Lo embestían embates incisivos y mágicamente aferré aquel placer que ningún hombre ha sabido nunca darme, ese placer que sólo yo estoy en condiciones de procurarme. Fueron espasmos por doquier, en el sexo, en las piernas, en los brazos, hasta en la cara. Mi cuerpo era una fiesta. Se quitó la camiseta y sentí su torso desnudo y velludo, calentísimo, en contacto con mi pecho blanco y liso. Froté los pezones contra aquel descubrimiento maravilloso, lo acaricié con ambas manos para hacerlo mío del todo.

Descendí por su cuerpo y él me pidió: -Tócala con un dedo.

Lo hice y, estupefacta, vi lagrimear su miembro; instintivamente acerqué la boca y tragué el esperma más dulce y azucarado que nunca haya probado."

Lo compras porque ha resultado ser un escándalo.

Cuando terminas de leerlo te preguntas dónde se encuentra el escándalo, si en el contenido de la novela, o en que ha sido escrito por una adolescente. Me extraña que se trate de lo primero, porque no deja de ser una novela con contenido erótico y, nada lejos de la realidad; me parecería hipócrita pues. ¿Será más bien lo segundo, que Italia se escandaliza por creer que sus adolescentes buscan sexo a diestro y siniestro? ¿de qué se escandalizan?

El libro lo escribe Melissa Panarello, una adolescente de 16 años (18 en la actualidad). Se llama Los cien golpes. Se trata de su diario y es, según ella misma afirma, autobiográfico. En él recrea sus precoces relaciones sexuales, su despertar al sexo. En él van a encontrar abusos, malicia, perversión, mentiras, violencia, sexo, y no van a encontrar sentimientos relativos al amor, cariño o ternura. No es una joya literaria, excuso decir. En ella abundan las redundancias. Y en una búsqueda por evitar las palabras soeces, la escritora crea un vocabulario apropiado más bien a los cuentos.


Es mi opinión, claro, que no deja de ser pura subjetividad, pero yo no me creo que sea autobiográfico. Lo que creo es que no deja de ser un anzuelo para impulsar la venta de un libro y ganar con ello importantes sumas de dinero. Con esto no quiero decir que el libro no merezca la pena, es erótico y mentiría si dijese que no se siente, que no se disfruta y que no se desea con él. Pero de autobiográfico, nada. Y si no ¿dónde estaban sus padres cuando ella llegaba con la ropa manchada del semen de cinco hombres? ¿cuál es el aspecto del semen una vez que se ha secado? ¡venga hombre! ¿a caso no percibe una madre que su hija ha sido vilipendiada? ¿tan ocupados están viendo la tele que no saben que su hija tiene problemas de identidad? Y ya una vez que su hija habla y se muestra, ¿cómo unos padres, en lugar de preocuparse por la salud de su hija, que ella misma admite que se siente perdida, sin vida y sin estima, lanzan ese diario tan comprometedor al mercado? ¡que no me cuenten cuentos! De autobiográfico, nada.

En febrero, estará en el cine. Lo protagoniza María Valverde. Ahora, que a mí no me esperen. Lo erótico, mejor leerlo que verlo. La lectura es capaz de transmitir la subjetividad del escritor. El cine, no.

Y si lo leen, recuerden hacerlo del tirón y con al menos una mano libre, para las palomitas, digo.

P.D. Sí, ya.... no hay orcos, ni faunos, ni elfos ni ninfas... pero hay sodomía y líquidos viscosos. Pues ya está, lo que yo decía.

viernes, septiembre 01, 2006

EL AMOR


Jamás he escrito sobre el amor, y hoy no será la excepción. Determinadas circunstancias que han girado o giran alrededor de mi vida me incapacitan para hablar de ello con objetividad. Claro que, para hablar con objetividad sobre cualquier tema, uno debe ser, al menos, un experto en la materia, y que yo sepa, aparte de Ortega y Gasset, no hay nadie más experto en el amor. Sin embargo sí que pienso en ello, máxime si encuentro textos que me insten a hacerlo. Actualmente, Samuel Beckett, con su Primer amor.... del que saco un extracto:

“El amor le vuelve a uno malo, es un hecho comprobado. ¿Pero de qué amor se trataba, exactamente? ¿De un amor pasional? No lo creo. Porque el amor pasional es el de los sátiros, ¿no? ¿O lo confundo con otra variedad? Hay tantas, ¿verdad? A cuál más bella, ¿verdad? El amor platónico, he aquí otro del que me acuerdo repentinamente. Es desinteresado. ¿Es posible que la amara platónicamente? Me cuesta creerlo. ¿Acaso habría trazado su nombre sobre viejas mierdas de vaca si la hubiese amado con un amor puro y desinteresado? ¿Y encima con el dedo, que luego me chupaba? Veamos, veamos. Pensaba en Lulu, y si con eso no está todo dicho ya he dicho bastante, a mi entender.”

Con esto no insinúo nada. Nada. Pero creo que debo tomar una determinación en cuanto a los autores que elijo, ¿no? Nada, sólo eso...

¡Qué bonito es el amor!

miércoles, agosto 30, 2006

POEMA DEL PUGILATO


No me importa ser vieja

si eso no me impide perder


el deseo por saber, por averiguar, por aprender

¿estar es suficiente?

¿saberme inmortal por desconocer la muerte?

se aglutinan las dudas en mi mente....

¿anhelas la respuesta?

recuerda que es suficiente,

no estar, sino tenerte.


Cobija mi lamento y deséame suerte,

mi querida y amada.... muerte.

lunes, agosto 28, 2006

UN GLOBO, DOS GLOBOS, TRES GLO-O-BOS...

Presentación formal.

Les presento.

Éste es un globo sin montar.

Una cesta de mimbre a la antigua usanza...

Un ventilador (?)

Y un saco gigante.

¿A que no dice nada?

pues, esperense unos segundos y verán cómo cambia...


La preparación

Y ahí tenemos a Domi que intentaba llenar el globo a pleno pulmón, hasta que nos dijeron que ése era el cometido del ventilador.

Eso sí, el ventilador debe ser inmenso.

Tan inmenso como el globo.

(que era, eso sí, algo hortera).


La ascensión

Les presento ahora el fuego eterno.

Con él se produce la ascensión.

Una ascensión lenta y pausada.

Algo demoníaca.



La prueba irrefutable.

En definitiva éso es lo que vimos durante todo el trayecto.

Éso y el Guadarrama.

Que está lleno de basura.

Infraviviendas con perros que parecían ratas vistas desde arriba.

La conclusión que sacamos fue que en El Álamo, todos tienen piscina. ¡Todos!




El que cumplía años

Espero que no te molestara levantarte a las seis y media de la mañana.

Espero que no te molestara tener que soportar vértigo.

Espero que no te molestara que el paisaje fuera tan poco encantador.

Ay, y te pido disculpas por haber puesto mi pie en tu boca cuando aterrizamos.

Bueno, ¡Feliz cumpleaños, Domi!

viernes, agosto 25, 2006

VENIR A CUENTO


Leo en el Refranero que el cuento, para que sea cuento, es preciso que venga a cuento. ¡Vaya por dios! Si eso es así, entonces es que el refranero está lleno de embustes. Los cuentos pueden salvar una vida, ya que proporcionan el alivio de olvidar la muerte. Y esto no es necesario que venga a cuento cuando se trata de nuestro cuento de cada día. Y no lo digo yo, lo dicen los entendidos en la materia.

Además, los cuentos constituyen el fundamento de la cultura, nos protegen de los rigores del mundo y nos proporcionan la capacidad necesaria para ver más y más allá. Es el género de la salvación y de la armonía, que se vale de la fantasía, de la magia y de todo lo irreal.

Decía Flannery que todos tenemos la capacidad innata para contar historias que, por desgracia, vamos perdiendo en el transcurso de nuestras vidas. Sin embargo, la capacidad para crear vida con las palabras, es un don. Y si leemos a los autores que han cultivado este género a través del tiempo, entenderemos bien esta afirmación.

Leyendo "Un corazón simple" de Gustave Flaubert me pregunto cómo se puede eludir el miedo a la muerte, si se trata del principal responsable en este cuento de todas las desgracias que le suceden a Felicité.

¿Cómo voy a olvidar la muerte si es un tema recurrente en el texto? ¿A caso salvo yo mi vida sacrificando la de Felicité? ¿es eso?

Supongo que mi escrito incurre en contradicciones, pero sólo estoy contraponiendo la opinión general con la mía.

"Un corazón simple" es un cuento que deberíamos leer todos. En serio. Y abrir un debate que girara en torno a la siguiente cuestión:
¿Tomó algún tipo de sustancia D. Gustave Flaubert cuando escribió el final del cuento?
¿tal vez opio?
¿quizás alcohol?
y si no, ¿cómo es posible tal desenlace?
Apoteósico.

Por dios, el día que muera yo, quiero que sea como ese.

miércoles, agosto 23, 2006

UFF... CASI QUE ME MARCHO....


A veces da miedo preguntar.

- Uy, no sabía que iba a venir hoy tu hijo
- ah! Ni yo... pero me ha llamado la pequeña que tenía que ir al médico y por lo visto la han llamado a ella al móvil y me ha dicho que venían a casa y cuando han llegado me han preguntado si les invitaba a comer y yo les he dicho que claro y mira como tenía todavía coliflor en la nevera y no quería que estuviera más tiempo dentro pues lo he sacado, eso y unas judías verdes que mira que pinta tienen, se las he comprado a la mujer esta que tiene cosecha propia y tiene unos tomates muy buenos y además he comprado cinco kilos de patatas de esas pequeñitas que salen tan ricas porque desde luego es que esa mujer tiene una verdura buenísima y también he sacado la carne que me quedaba porque como este hombre dice que se encuentra mal pues me queda toda la comida, pero mira que no te miento, mira que pinta tan buena tiene todo, a mi hijo le he abierto una lata de espárragos pero claro que como los del norte no hay ninguno, así es que para esta noche ya tengo cena porque para mi marido y para mi es suficiente porque como el pequeño está de viaje pues no tengo que hacer nada más....

en ese momento calla para coger aire y yo aprovecho para decir:

- bueno que me voy....

lunes, agosto 21, 2006

UN LUGAR TRANQUILO

¿Cómo es posible que alguien te recomiende un lugar tranquilo para morir? ¿Acaso no es necesario haber muerto antes para saber si es bueno o no un lugar para tal propósito? ¿y cómo sabemos entonces lo que es bueno y lo que no es tan bueno en esas circunstancias? ¿será que hemos visto agonizar al tío Agustín y él nos ha dicho ante el umbral de la muerte que la próxima vez le lleven a un lugar tranquilo? ¿qué los hospitales son grotescos para morir? ¿qué si tenemos oportunidad escapemos a un lugar tranquilo? A veces no entiendo a los humanos. Opinamos sobre todo, tanto lo que conocemos como lo que desconocemos. ¿Y no nos hace eso necios ? No me malinterpreten, que no quiero decir con esto que Paul Auster sea un necio, que no... dios me libre. Que si hay un necio, ésa soy yo. Brooklyn Follies se presenta ante mi provocativo.

Acabo de empezar y ya estoy criticándolo.

Acabo de empezar y ya me ha hecho dudar. Pero también reír.

viernes, agosto 18, 2006

EL ACTO CREATIVO

Dicen que el acto creativo ha evolucionado siempre parejo y cercano a estados psíquicos, en cierto modo, alterados Patología del arte y que revela la pureza emocional y el primitivismo natural.

Puede que sea cierto, no lo niego, pero entonces, ¿eso quiere decir que para poder crear (producir algo de la nada) uno debe de estar LOCO? ¿y si no loco, al menos, TRASTORNADO(enajenación mental = estado mental de quien no es responsable de sus actos que puede ser permanente o transitorio)?

Ay dios mío.... no, si encima....

Puedo alegar que lo que yo creo no es bueno... ¿es eso un atenuante?
No, si ya me decía mi padre que esto de las manualidades son jilipolleces.... si hubiera pasado hambre... otro gallo cantaría.


Garcilaso de la Vega sí que tenía que estar loco....


"El dulce lamentar de dos pastores,
Salicio juntamente y Nemeroso,
he de cantar sus quejas
imitando, cuyas ovejas,
al cantar sabroso,
estaban, de pacer olvidadas,
escuchando."

jueves, agosto 17, 2006

PELOS EN EL SUELO

Siempre me pasa igual.


Por eso creo que voy a tomar la determinación de no finalizar los libros que empiezo. Y eso que Tokio blues lo cogí con cierto desánimo, por eso de ser un autor aún vivo. Para eso soy un poco intransigente. Si el autor en cuestión aún está vivo, no confío mucho. Debe haber muerto, y además, bien muerto una larga temporada para que me interese. Esta fue una excepción.


Ayer a mediodía lo terminé con desconsuelo, entre lágrimas y aturdimiento. Situación que aprovecho, para ya de paso, llorar por todo lo demás que me oprime el pecho.
En soledad y comiéndome un triste sandwich pasaba las hojas finales con urgencia. Daba un bocado, me sorbía los mocos y me enjugaba las lágrimas; daba un bocado, me sorbía los mocos y me enjugaba las lágrimas... así hasta el final, que llegó de repente.


Un libro en el que inevitablemente te sientes el reflejo de todos y cada uno de los personajes.


Eres, en ocasiones, Watanabe, buscándose así mismo, buscándose un lugar en el mundo... Eres también Naoko y su desesperanzada vida... y Midori también, alocada y pasional, niña, divertida y dramática... incluso, eres Reiko, con esos aires de madurez y automatismo... una sombra... e incluso, eres Tropa-de-asalto, en cuanto a lo metódico... Nagasawa desentendido y Kizuki eternamente joven... Todos ellos son un poco como tu, o tu eres un poco como ellos. Te enamoras perdidamente del extraño Watanabe y deseas con todas tus fuerzas ser ella para que él te posea muy lentamente, y ser Midori para poder escuchar que te quieren tanto como para convertir en mantequilla a todos los tigres del mundo...


¿un final feliz?...

lunes, agosto 14, 2006

MI BUSQUEDA

Una vez, alguien me preguntó a bocajarro si yo era feliz. Escribió "¿eres feliz?". Entonces yo podría haber comenzado a perorar, pero afortunadamente, pronto me vino a la mente la imagen de una cotorra, que no por mucho hablar, llega a decir algo. A veces, podemos llegar a decir mucho más, sin necesidad de abrir la boca, gracias a los gestos y la comunicación visual, evitándonos así circunloquios en los que inevitablemente nos enredamos con cuestiones de tamaña envergadura. Antes de contestar me sobrevino una duda sobre las dobleces de una misma realidad que últimamente me quitan el sueño. Porque ¿se es sólo feliz? Cuando alguien te hace esa pregunta, parece que no caben medias tintas. Sólo admite una afirmación o una negación. Y yo me pregunto, ¿se es sólo feliz?, o ¿se es sólo infeliz? Claro que afirmar eso, es ridículo, por supuesto.

Pero, no es esa mi duda sino ¿se puede ser feliz e infeliz a un tiempo?

Trataré la cuestión que me devenía: si yo creía ser feliz. Pero la verdad es que no sabría qué contestar. Lo cierto es que me veo incapaz de dar una respuesta carente de atributos infaustos. Y como no es mi intención dar razones triviales, y menos aún, conminatorias conmigo misma, decidí como últimamente vengo haciendo, sentarme y reflexionar tan importante cuestión. Y sucedió que recordé la carta que mi hermano mayor me remitió hace un año. Una carta de letra apretada y frenética, garabateada y subrayada en señal de su afán por retroceder en la escritura y aclarar puntos que habían quedado, según su criterio, exangües. En ella me hablaba en un tono casi oculto y me desvelaba los secretos que encierra la vida, de la búsqueda de un fin en nuestro camino, de una perfección, de la felicidad... No relataré el contenido de la carta, pero sí lo que pude extraer de ella como conclusión, y es que, no existe la felicidad en términos absolutos, siempre habrá ocasiones de perfeccionamiento en nuestra vida y ésa búsqueda de ese algo inconcreto, inherente a nuestra existencia, a pesar de nuestro desconocimiento, se afina y se mejora con el paso del tiempo.

En fin ¿que si soy feliz... ? supongo que lo soy, pero que también que no lo soy, y no por ello soy desdichada, ni me siento desgraciada. Pretendo hacer de mis días algo único, ésa es la única verdad absoluta que afirmo, porque eso reporta beneficios a los que me rodean, ¿qué más se puede pedir? Quizás esté equivocada, por eso seguiré intentando buscar y desvelar los secretos de la vida que se esconden tras las cortinas.

miércoles, agosto 09, 2006

ÑIQUIÑAQUE

Cierto es que al diablo conviene tenerlo como amigo y que no debemos despreciarle, por eso yo, como un buen santero, traté de esconder la única prueba escrita que delataba al sentimiento exiliado. Y así, arrugué el papel, convirtiéndolo en un gurruño imposible que terminé introduciendo en mi boca. El bocado resultaba dificultoso mas ¿qué esperanza cabía? Lo mastiqué con demencial empeño. Al principio, decenas o cientos de picos se me clavaban en el paladar, pero cuando lo hube ensalivado, un regusto a tinta y a papel viejo me inundó la boca. El vello de mi cuerpo se erizaba al escuchar el rechinar de mis dientes. (Me estremezco sólo con pensarlo). La maldita ñ se me atragantó. Pero, por fin, pude tragarlo.

Ahí quedaría lo que fue escrito y que no debería saberse jamás. Ése era mi propósito. Hoy sólo yo conozco lo oculto, que en mí escondido queda.

Y aquí, ahora, después de tantos años, y en mi lecho de muerte, sigo aún con miedo, esperando mi partida. Y un sentimiento inusitado me oprime el pecho y me empuja a liberar mi espíritu de la culpa que me hostiga.

Le he pedido a mi hijo que me amordace la boca con fuerza para evitar que suceda, para evitar que mi voz salga en forma de traición, para evitar materializar mis miedos... mas él se niega y ya no puedo más.

Ya no puedo más.

Post scriptum: Dicen que su hijo terminó amordazándole, pero que, aún así, sin ser dueño de sus actos, con sus manos se arrancó la venda y lo contó todo.



(A saber:

ñiquiñaque.
1. m. coloq. p. us. Persona o cosa muy despreciable.)

lunes, agosto 07, 2006

LA LUNA


La luna
Originally uploaded by esther_rcab.

El niño sentado sobre la hierba y mirando absorto hacia la profundidad del cielo, sin poder reprimir un suspiro, deseó en voz alta ser una cometa. Poder volar sesgando el aire y acercarse a ella, tan magnífica... hermosa beldad, rozar su aura, impregnarse de su aroma.

Deseó ser cometa liviana para poder besarle el rostro níveo y encantador.

Y entonces, la niña mirándole con sus grandes y brillantes ojos de azúcar le dijo:

- pues entonces yo.... ¡me pido ser la luna!

miércoles, agosto 02, 2006

BIEN, PUES PENSEMOS.


Heidegger afirmaba que pensar significa, entre otras cosas, plantearse esa pregunta, porque el mayor problema que se presenta en ese sentido en nuestra época es precisamente que no pensamos, no nos paramos a reflexionar. Por eso yo, tal día como hoy, cierro los ojos y me propongo pensar.

Pienso en lo que pensaré y eso me lleva un rato.

Pero no desisto en mi propósito y sigo pretendiéndolo. Así, sentada a la orilla de un río, verde (que aunque no azul en la forma, si en el fondo), en un remanso de paz, alejada del mundanal ruido, me concentro en mi empeño por pensar.

Y pensé.

Pensé que no era fácil pensar cuando hay tanto estímulo externo que te distrae. Fue entonces cuando intenté espantar a aquellas dos mariposas azules que retozaban en el aire, dibujando círculos en una espiral ascendente, invisible e infinita frente a mis cristalinos. Cuando por fin estuve sola, volví a mi intento por pensar. Cerré de nuevo los ojos y finalmente me sobrevino la pregunta, y pensé que me preguntaba a mi misma si yo era yo por lo que soy, o si yo era yo por lo que no soy. Difícil cuestión cuando se trata de pensar. Digamos que, más escuetamente, la pregunta venía a decir si uno es como el positivo y el negativo de una foto.

De momento, fue lo primero que pensé, bastante embotada, todo hay que decirlo. Hasta que llegó a mis oídos, el sonido de un violín machacón, grave y pesado, que se posaba sobre mi piel y, de nuevo, me distraía.

¡Sr. Heidegger, Así no hay quien piense!

Maté a la mosca, con horror eso sí, y pensé en ese instante que mi existencia había cobrado un sentido distinto al de hacía unos segundos atrás. Claro, pensé, porque cada acto que realizamos nos excluye del resto del grupo y nos define, nos aporta un mayor significado, pasando de ser individuo, a ser persona, yo.

Pienso que no es tan sencillo pensar, cuando lo que uno se propone es pensar en el acto mismo de pensar, así que, pensé que mejor sería pensar con más calma, quién sabe... quizá, cuando haya muerto, supongo que, entonces, nadie me interrumpirá en tan complicada materia que es el pensar.

En fin.

lunes, julio 31, 2006

MAR


Powered by Castpost

¿Y desperdiciar un regalo así?

Ni hablar.

Es fantástico.

El texto ya lo publiqué. Ahora me lo leen para que yo lo escuche.

Y yo os lo muestro.

Gracias.

Descubrí ante mis ojos un paisaje extraordinario, tanto que su inefabilidad era una suerte de dédalo que se me antojaba caprichoso. Quise entonces dibujarlo, aun corriendo el riesgo de resultar baladí. Pero hete aquí mi sorpresa al descubrir la precariedad de mi paleta. Necesitaba azul, en toda su gama. Y necesitaba también un gran lienzo. (Para dibujar el mar o el cielo, se requiere un lienzo, si me apuran, infinito). Me dirigí hacia el único lugar donde podría encontrarlo. Un rincón de aquella ciudad en donde cultivaban toda clase de pigmentos, colores y utensilios capaces de satisfacer cualquier sublimación artística, por imposible que parezca (¿imposible he dicho?¿hay algo imposible?). Fue entonces cuando le rogué a aquel individuo de pelo hirsuto y nariz amenazante que custodiaba ese tesoro cromático, que me proporcionara un lienzo infinito. Y después de someterme a una mirada obtusa desde su azul cristalino, me tendió la tela. Lo llevé sin mucho esfuerzo a través de las calles desiertas, (sin mucho esfuerzo, pues, por todos es bien sabido, que las cosas infinitas carecen de visibilidad, como infinitos son un beso, un adiós, un ángulo, la aritmética o el azul). Y cuando llegué a mi rincón (he de decir que es azul, como yo), o llegaste tú, o llegamos los dos, pues somos la misma persona, me puse manos a la obra.Mi lienzo se tornó azul.Y el azul me preguntó si realmente sabía quién era él. La pregunta no me pilló por sorpresa, así que contesté que era el mar, o el cielo o yo.No sé si llegué a escapar de aquel laberinto, ni si quiera sé si ahora conozco algo más de mí, o algo más del infinito mar. Pero aquel hecho, infinito en el tiempo, me enfrentó a una inextricable duda sobre quién soy yo. ¿Soy el mar? ¿soy el cielo? ¿soy tú?

jueves, julio 27, 2006

UNTRUE


Que todo lo que me suceda sea cierto...

¿o no?

¿Qué hay de cierto en lo que nos rodea? ¿qué hay de incierto? La mentira no es más que una verdad disfrazada, o ¿es que la verdad es una mentira encubierta? sea lo que sea, una e dibujada en la arena, evoca cualquier cosa excepto mi persona ¿Quiere decir eso, que todo lo que es cierto, lo es en tanto en cuanto es incierto? Y es que, el todo, lo constituyen ambas cosas, son la cara y la cruz de una misma moneda.

Reflexiones infinitas de un verano a la sombra de mis dudas, que las extiendo cual alfrombra roja, para que paseen sobre ella, por favor, pasen y vean.

Sigamos.

Una mentira, puede ser piadosa, y una verdad dañina.

¡Oh!, sempiterna duda que surge de la espuma, del mar de la duda y esas galipatías.

Por veinte duros, palabras que empiecen por e, que se puedan dibujar con el dedo sobre el vaho de un cristal en los fríos días de invierno... ¿me disculpan?

martes, julio 25, 2006

UN LAUREL

Una vez escribí esto.

Yo soy un árbol.
Sólo para ti.
Veo que me observas.
Y yo te observo a ti.
Y veo un hombre.
Y me pregunto porqué deseé tanto ser un árbol.
Ahora, no puedo tenerte.
Y debo conformarme con mirarte, y ver cómo escribes y me dibujas, sin saber que te amo, y que las gotas que caen de mis hojas, no es rocío, sino lágrimas...
¿Vendrás mañana de nuevo?
Eso espero.
Y esperaré aquí, en el mismo lugar de hoy, a que ocupes ese banco y cojas de nuevo tu cuaderno y quieras quedarte absorto mirándome.
¿Habrá en Edimburgo o en Bruselas o en La Borgoña laureles como yo?
Ven mañana.

Y lo hice como todo lo que escribo, con pasión, no desmesurada, pero sí significativa.

Hace un tiempo leí, no sin entusiasmo, lo que le sucedió a Dafne. Una historia que me llenó de una alegría inusitada por la similitud que uno trata de buscar en los libros, y desde entonces, no dejo de imaginarme siendo un laurel, grande, verde y tupido, con corazón de madera y libre, aunque sea una libertad limitada, fija al suelo.

Hoy vuelvo a sentir que mi corazón es de madera, mis pies se han hundido en la tierra y mis brazos son ahora frondosas ramas, a través de las cuales, se filtran los brazos de dios. Y respiro tranquila al saber que no corro ningún peligro. Que estaré aquí, ayer, hoy y mañana. Daré sombra a quien la necesite, y cobijo a quien lo requiera. Pero de aquí no me moveré. Porque soy un árbol, y juncos y barro.

El laurel piensa que es triste vivir sin amor, tanto como morir y recuerda aquella frase a la que antes de su metamorfosis solía recurrir sobre quién desea vivir sin amor, pues mejor será morir.
Yomimeconmigo en el tierno suelo ...

lunes, julio 24, 2006

EL SACRIFICIO


Querido Bito,
te voy a contar un cuento muy cortito.

Hubo una vez,
dos marionetas
de una sola tez.

Sobre el retablo
se amaban,
de su ropaje se despojaban,
hasta que vino a visitarles el mismísimo diablo.

El diablo, zafio
como negra paloma
y palabra en labio,
les advirtió lo que no era broma.

Que un sacrificio
le debían
si su amor, que no vicio,
conservar querían.

- ¿un sacrificio?, preguntó una.
- ¡el sacrificio!, confirmó la otra.

Una vez el diablo les unió
(de eso no se acuerdan)
ahora, a cobrar recurrió
a ver si su vida le aumentan.

Las marionetas con miedo se miraron
¡cómo vivir la una sin la otra!
Con escalofrío temblaron
Sin embargo, la respuesta era obvia.

Una daga se hundió en ella,
y una lágrima resbaló
precipitadamente haciendo mella
en la otra que hasta su corazón caló.

Llegó el momento final,
ése fue el trato
que pactó con el ángel del mal.

El diablo insinuó
que su vida perdonaría
si le daba más años de vida.

¿De qué me sirve vivir
si ahora ella no está?
Que no es vida sin sentir,
mejor será con ella partir.

Así pues la marioneta cual bufón
daga en mano,
la hundió hasta el corazón
y partió a su lado no en vano.

Y del diablo mejor no hablar
que de sentimientos no sabe.
Que más años no pudo sumar
y que la bondad en su corazón no cabe.

jueves, julio 20, 2006

EL SENTIR

Créanme cuando les digo que sentir es un privilegio, ¡un gran privilegio!, del cual no disfrutan ni tan si quiera los dioses (me consta que ellos no sienten). Y es que sólo nosotros podemos sentir como sentimos, doy fe.

Aunque, bien es cierto que, no siempre sentimos como nos gustaría hacerlo. No todo es halagüeño en nuestro sentir, ¿verdad? Y es que, a veces son más las tristezas que las alegrías, si... eso también me consta. (Un momento, ¿será que, a igualdad de volúmen, el peso específico de la tristeza es mayor que el peso específico de la alegría y por eso se siente más? ¡Qué zafiedad! será que la tristeza abre heridas tan difíciles a veces de cerrar).

Lo que está claro es que sentir es vivir, a pesar de todos los pesares. ¿Quién no quiere sentir? Me niego a pensar que, por un momento, alguien pueda desear ser una cabina telefónica a la que le revienten los cristales a patadas cada día y no sufre por ello.
Una dama debe sentir para estar viva.
Por eso...

Yo soy caliza

blanca

impura

sensible

(aunque resistente)

Yo, soy caliza

¿bella?

Una dama.

miércoles, julio 19, 2006

MI VISIÓN DE TI


Lou 1
Originally uploaded by esther_rcab.
Esta es otra óptica. Guapa.
http://reprobando123.blogspot.com/

¿ROMPERÁ MÁS CORAZONES?


Lou 2
Originally uploaded by esther_rcab.
Un regalo ¿bonito? para alguien bonito

martes, julio 18, 2006

LOS CUENTOS, CUENTOS SON

Y ahora, ¿qué hago?

Ando perdida con Rose y el gato persa.

¿Qué se supone que debo hacer con algo que resulta “plano”, que adolece de inconexión y que, a ojos vista, resulta incompleto, inacabado?

¿Debo suponer que todo el tiempo que he invertido en él, ha sido tiempo perdido? ¿o debo hacer caso a mi ángel de un solo ala? ¿a mi ser circular?

Es ese tipo de cosas en las que, para crearlas, pones un empeño especial, con mucho cariño, y al final, lo que te aporta es congoja.

Como ese dibujo... lo hice con tanta ilusión... A veces pienso que debería haberle matado, igual que al gato. Debería haber cogido un pastel negro y haberlo destrozado. Dejarlo tan oscuro que quedara invisible. Dibujar una cortina negra sobre todo su rostro. Fuera el problema, fuera el daño. Lo cierto es que he intentado deshacerme de él, pero... lo he pintado yo, y debo reconocer que, en el fondo, me gusta, no soy capaz de asesinar al retrato. No soy capaz de cometer tan tremendo acto, por muy herida que pueda sentirme.

Rose y el gato persa... ¿te guardo en un cajón hasta que me vea con fuerzas para cambiarte o te asesino y te convierto en serpentina?

¿Para qué escribo cuentos? ¿para qué?

Llama al 5454 y pon RYGP seguido de asesinar si lo que quieres es que el cuento desaparezca.

o llama al 5455 y pon RYGP seguido de guardar si lo que quieres es que el cuento se mantenga en duermevela hasta que la autora decida devolverle las sombras, la conexión y darle un final satisfactorio.

Tu llamada entrará en el sorteo de un dossier con todos los cuentos completos de ERC y además un cheque al portador por un importe cargado de sueños rotos. ¡No te lo pierdas!

lunes, julio 17, 2006

ÉSTA ES TU COMPOSICIÓN

Dame siete razones para creer que la luna no es azul. Y suelta el lápiz amor, que tu libro ya lo escribes cada día. Ahora, saborea la intimidad,

que es dulce,

que es salada,

bajo el refugio de nuestras sábanas que construimos los dos.

Déjame ver tu espalda desnuda (y lo que no es la espalda), admirar el cuerpo, por el cuerpo, que me quita el habla, que no pronuncio bien la erre.

Ayúdame amor, que es el sexo lo que frenará mi alzheimer...

¡qué bien huele la leña!
¡qué bien huele el amor!
¡qué bien huele el recuerdo de las venticinco pesetas de mi abuela Leonor!

viernes, julio 14, 2006

LOOK FOR THE SECRET MESSAGE

Nothing matters, you know
only what we find.
Squeeze me in your mind,
tight before you go.

Abyss between us
keeping us together and all that jazz....


Nota del autor: Cuando uno se anticipa a los jeroglíficos, es sobrecogedor. Quizás sobrenatural. Creo en los seres circulares. Ahora, sí que creo.

7 + 3 = 10

10 / 2 = 5

5 + 5 = 10

Si 5 = 1 entonces 1 + 1 = 1


Powered by Castpost

miércoles, julio 12, 2006

MEJOR

Hubo un tiempo;

sí, lo hubo,

sin embargo...

Cómo decir,

mejor callar.

La sal todo lo cura,
y el mar,
como las lágrimas...
Cómo pensar,
mejor olvidar,
y sin embargo....
Salitre en mi rostro,
La hiel...
mejor callar.

Powered by Castpost

lunes, julio 10, 2006

Mar


mar
Originally uploaded by esther_rcab.

Descubrí ante mis ojos un paisaje extraordinario, tanto que su inefabilidad era una suerte de dédalo que se me antojaba caprichoso. Quise entonces dibujarlo, aun corriendo el riesgo de resultar baladí. Pero hete aquí mi sorpresa al descubrir la precariedad de mi paleta. Necesitaba azul, en toda su gama. Y necesitaba también un gran lienzo. (Para dibujar el mar o el cielo, se requiere un lienzo, si me apuran, infinito). Me dirigí hacia el único lugar donde podría encontrarlo. Un rincón de aquella ciudad en donde cultivaban toda clase de pigmentos, colores y utensilios capaces de satisfacer cualquier sublimación artística, por imposible que parezca (¿imposible he dicho?¿hay algo imposible?). Fue entonces cuando le rogué a aquel individuo de pelo hirsuto y nariz amenazante que custodiaba ese tesoro cromático, que me proporcionara un lienzo infinito. Y después de someterme a una mirada obtusa desde su azul cristalino, me tendió la tela. Lo llevé sin mucho esfuerzo a través de las calles desiertas, (sin mucho esfuerzo, pues, por todos es bien sabido, que las cosas infinitas carecen de visibilidad, como infinitos son un beso, un adiós, un ángulo, la aritmética o el azul). Y cuando llegué a mi rincón (he de decir que es azul, como yo), o llegaste tú, o llegamos los dos, pues somos la misma persona, me puse manos a la obra.

Mi lienzo se tornó azul.

Y el azul me preguntó si realmente sabía quién era él. La pregunta no me pilló por sorpresa, así que contesté que era el mar, o el cielo o yo.

No sé si llegué a escapar de aquel laberinto, ni si quiera sé si ahora conozco algo más de mí, o algo más del infinito mar. Pero aquel hecho, infinito en el tiempo, me enfrentó a una inextricable duda sobre quién soy yo. ¿Soy el mar? ¿soy el cielo? ¿soy tú?